Dos aviones de combate de la Royal Air Force (la fuerza aérea británica) tuvieron que despegar de sus bases el pasado miércoles para interceptar y escoltar a dos cazabombarderos rusos Tupolev-95 (conocidos como 'osos') que estaban a punto de entrar en el espacio aéreo del Reino Unido.

Las aeronaves de la fuerza de reacción rápida de la RAF interceptaron a los aviones rusos en las cercanías de la costa de Cornualles. En un comunicado, el ministerio de Defensa británico señaló: "Los aviones rusos fueron escoltados por la RAF hasta que salieron del área de interés del Reino Unido. En ningún momento entraron en el espacio aéreo británico".

ENÉSIMO INCIDENTE

Este es el enésimo incidente protagonizado en los últimos meses por aviones de combate rusos. A finales de enero, aviones de la RAF ya tuvieron que escoltar a cazabombarderos rusos que se aproxiamaban a su territorio. El Gobierno ruso ya ha anunciado que ampliará sus patrullas aéreas con bombarderos desde el Ártico hasta el Caribe, pasando por el Golfo de México. El patrullaje aéreo con bombarderos era una práctica habitual en la Guerra Fría que se redujo drásticamente tras el derrumbe de la Unión Soviética y que ahora el presidente ruso, Vladimir Putin, ha recuperado.