Gaza, al borde de convertirse en un infierno. Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) han lanzado esta madrugada de viernes una nueva ofensiva por tierra y aire contra el norte de la Franja en la mayor ronda de ataques del Ejército israelí desde el inicio de esta escalada bélica. Al menos 122 palestinos han muerto, entre los que hay 31 niños, por los ataques desde los cielos. El norte del enclave se vacía de gente con familias enteras huyendo de la violencia. En la Cisjordania ocupada, seis personas han muerto en enfrentamientos con el Ejército israelí durante protestas en solidaridad con Gaza y Jerusalén Este.

La escalada militar entre Israel y Gaza se cobra la vida de más de un centenar de palestinos Agencia ATLAS | Foto: EFE

Pero algunos no pueden hacerlo. Ya son más de 900 los heridos que desde el lunes desbordan los hospitales de Gaza. Los 150 ataques lanzados por Israel han dejado imágenes que recuerdan a la desolación de una guerra que se anuncia. Mientras, Tel Aviv recibe sobre sus rascacielos el mayor número de cohetes de Hamás de su historia. La gran mayoría han sido detenidos por el sistema antimisiles Cúpula de Hierro. En Israel, suman nueve muertos desde el lunes.

Según medios israelís, además de los aviones, se han usado fuerzas de artillería y tanques, mientras que el Ejército ha señalado en Twitter que se trataba de un ataque "aéreo y terrestre". Un portavoz militar hebreo ha explicado que Israel ha utilizado esta madrugada 160 aviones, artillería e infantería durante el ataque sobre el bloqueado enclave palestino. Por su parte, las milicias palestinas han respondido lanzando 50 cohetes hacia Israel. 

No obstante, la entrada de tropas terrestres israelís a la Franja de Gaza no se ha producido por el momento, según ha aclarado el Ejército israelí, que había transmitido informaciones difusas al respecto. Israel sí ha concentrado tropas a lo largo de la frontera y ha convocado a 9.000 reservistas, además de los más de 600 ataques aéreos lanzados sobre el enclave. 

“Aclaración: actualmente no hay tropas terrestres de las FDI [Fuerzas de Defensa Israelís] dentro de la Franja de Gaza”, ha explicado el Ejército. “Las fuerzas aéreas y terrestres de las FDI están llevando a cabo ataques contra objetivos en la Franja de Gaza", ha añadido. En este nuevo bombardeo en el norte del país, cuatro personas han muerto y 50 habrían resultado heridas y trasladadas al hospital Beit Hanoun.

Tensión en las ciudades mixtas

Mientras, aumenta la tensión en las ciudades mixtas de Israel en una situación sin precedentes en los más de 70 años de existencia del Estado hebreo. "Actuaremos con todas nuestras fuerzas contra enemigos en el exterior y forajidos en el interior para restaurar la calma en el Estado de Israel", ha dicho Netanyahu. "Apoyamos al cien por cien a la Policía y al resto de las fuerzas de seguridad para restaurar la ley y el orden en las ciudades de Israel; no toleraremos la anarquía", ha añadido.

También en la Cisjordania ocupada, la situación empeora. La impunidad de los colonos en los territorios ocupados les permite llevar a cabo ataques a casas de palestinos sin apenas represalias. Durante la noche, bajan de sus asentamientos en las montañas y patrullan las calles con violencia. En la tensa Hebrón es donde se han concentrado los disturbios más violentos. 

El primer ministro de Israel, Binyamin Netanyahu, ha recordado a través de Twitter que esta nueva ofensiva es parte del "alto precio" que anunciaron que le harían pagar a Hamás. "Hacemos esto y lo seguiremos haciendo con mucha intensidad. No se dijo la última palabra y esta operación continuará el tiempo que sea necesario", ha advertido.

Hamás ha denunciado que "el enemigo criminal lleva a cabo incursiones de espectáculo destinadas al sabotaje y la destrucción". En lo que parece ser una medida de precaución y anticipación a una represalia de Hamás por el bombardeo masivo israelí, las FDI han ordenado a todas las personas que viven a cuatro kilómetros trasladarse a los refugios antiaéreos y permanecer ahí hasta nuevo aviso.