Cumbre en Washington

Orbán, la avanzadilla en la OTAN del "pacifista" Trump

Al primer ministro húngaro, que ha aglutinado a representantes del "trumpismo" en Europa, la posición de primera fuerza de Reagrupamiento Nacional en las europeas le sirve para fortalecer un grupo del que se siente alma y artífice

El presidente de Hungría, Víktor Orbán.

El presidente de Hungría, Víktor Orbán. / EP

Gemma Casadevall

"Hay poca gente en el mundo que sepa más de Rusia que lo húngaros y, sobre todo, que su primer ministro", aseguró Viktor Orbán desde el sensacionalista diario 'Bild', tras su "misión" ante Vladímir Putin. De seguir en el poder la conservadora Angela Merkel, quien sí comprendía "que el concepto de soberanía nacional ruso es distinto", Putin no habría emprendido su guerra.

Pero la "estúpida arrogancia de muchos occidentales" no ha sabido entenderlo así, proseguía Orbán. Visto que Merkel (retirada en 2021 tras 16 años en el poder) no volverá a la política -argumenta Orbán-, las esperanzas están depositadas en un regreso a la Casa Blanca de Donald Trump, "un hombre de negocios que se ha hecho a sí mismo" y "un hombre de paz", en definición del primer ministro húngaro.

Con este planteamiento viaja el líder magiar a la cumbre de la OTAN en Washington. Llegará tras su paso por China, su tercera "visita sorpresa" en una semana, tras las realizadas a Kiev y luego a Moscú. Orbán emprendió esa gira inmediatamente después de asumir su país la presidencia de turno del Consejo Europeo. Las protestas del bloque comunitario no parecen afectarle. Incluso se permitió desconvocar, alegando razones de agenda, a la ministra de Asuntos Exteriores alemana, Annalena Baerbock, a quien este lunes se esperaba en Budapest. El canciller Olaf Scholz había condenado sin paliativos su visita a Moscú, mientras que Bruselas recordó que ni representaba a la UE ni había consensuado con sus socios esa visita.

"Trumpismo"

Todo esto no interesa a Orbán, el líder del ultranacionalista partido Fidesz e impulsor del grupo de la Eurocámara de los Patriotas para Europa. Ha aglutinado a otros representantes del "trumpismo" triunfantes en las urnas, como el Partido de la Libertad del neerlandés Geert Wilders. Que Reagrupamiento Nacional haya quedado en el tercer puesto en las elecciones francesas es un golpe para Marine Le Pen. Pero la posición de primera fuerza de los ultras franceses en las europeas le sirve a Orbán para fortalecer un grupo del que se siente alma y artífice.

Al primer ministro magiar se le identificaba ya como el más leal aliado de Putin en la UE. A otros integrantes del grupo se les reconoce también como "prorrusos". La diferencia es que Orbán tiene rango de primer ministro.

La cumbre de la OTAN está marcada por la posibilidad de que Trump sea el vencedor de las elecciones de noviembre y regrese a la Casa Blanca. De ello, y del avance de los ultras prorrusos europeos, puede depender el apoyo futuro a Kiev.

"Nadie tiene derecho a tomar decisiones sobre una paz futura, ni en qué forma, en nombre de Ucrania y sin su participación", aseveró el primer ministro polaco, Donald Tusk, quien recibió en Varsovia a Volodímir Zelenski. El presidente ucraniano partirá hacia Washington desde Polonia, representante del máximo compromiso con Kiev.