El Ayuntamiento de Calatayud ha abierto, de forma oficial, las negociaciones conla DGA para firmar un convenio que garantice la restauración del Palacio de los Pujadas, conocido popularmente como Palacio de Maristas. La iniciativa es consecuencia de los acuerdos de gobierno alcanzados en junio entre el PSOE y el PAR en Calatayud, en los que constaba como uno de los compromisos asumidos por ambas partes el impulso de un convenio que garantice la rehabilitación integral y puesta en uso de este edificio renacentista. Según señalan desde el ayuntamiento, el edificio podría restaurarse como sede de la oficina delegada del Gobierno de Aragón para permitir que el ayuntamiento vuelva a la antigua casa consistorial.