José Francisco García es una enamorado del arte, una pasión que le ha vinculado desde hace ocho años a la Fundación Uncastillo Centro del Románico, de la que es director. Una organización enclavada en el municipio de mismo nombre al que le unen lazos sentimentales y que ahora se ha convertido en su refugio, en el lugar que elige para descansar y desconectar de la actividad diaria que desde hace cinco meses ha incrementado desde que ostenta el cargo de Gerente del Patronato de Turismo de DPZ.

En estos primeros meses de gestión, José Francisco García dice haberse ubicado "obligatoriamente, porque se están desarrollando muchos proyectos, en especial los vinculados con la Expo 2008". Unas iniciativas orientadas a la potenciación de Zaragoza como enclave turístico, pero también a los municipios de la provincia. "Es un tren que no debemos dejar pasar, aunque creo que la repercusión de la muestra internacional se verá después de su año de celebración. En 2008 habrá, por fuerza, mayor número de turistas, lo importante es mantenerlos después", asegura.

Según el responsable del Patronato, las Cinco Villas deben despegar en este periodo. De hecho, cree que "son un elemento fundamental en el turismo de la zona, porque tienen la mayor concentración de arte románico y por su vinculación con la edad media de la provincia". Un recurso que hay que explotar. "Si vinculamos al arte y entorno natural, que en la comarca es muy importante, aprovecharemos el tirón", apunta García.

Y es que la comarca cincovillesa tiene muchos lugares de interés. Para José Francisco García, sus preferidos son los entornos boscosos de la Sierra de Luesia, en cuanto a encantos naturales, el ábside de la iglesia de San Martín, por su perfección y medidas perfectas, y la terraza del museo de la torre, ambos de Uncastillo, un lugar que le entusiasma porque "permite ver las diferencias entre el alto y el llano, y contemplar desde la altura la hermosa vista que nos ofrece el caserío de Uncastillo, que evidencia su pasado medieval".

Parte de este patrimonio uncastillero ha sido recuperado gracias a la actuación de la Fundación que José Francisco García dirige y que seguirá haciendo "porque ese fue el compromiso que adquirí cuando me incorporé al Patronato de Turismo", asegura. Dos tareas que compatibiliza y que le exige "mucho esfuerzo, ya que estamos preparando muchos proyectos. Por ejemplo, próximamente fallaremos el premio de investigación Fundación Uncastillo, inauguraremos el palacio gótico y dará comienzo Transpirenalia, un congreso sobre el mundo judío que involucra a otros municipios como Jaca y Olorón", dice.

Acciones que vendrán a reforzar el papel turístico y cultural que ejercen las Cinco Villas, aunque en estos ámbitos aún quedan cosas por hacer. Por ejemplo, según García, hay que "establecer una marca que identifique a este territorio. Esto ayudará a atraer a los visitantes, y luego, el interés por los demás municipios vendrá solo". En este sentido, las asociaciones culturales que ya funcionan en las Cinco Villas "tienen que seguir apostando por dinamizar a la población. Igual que los ayuntamientos, que deben moverse para impulsar infraestructuras que permitan contemplar la riqueza de este espacio", dice José Francisco García. Así, en Ejea se están haciendo dos museos, uno sobre los judíos y otro sobre la Villa. En Sádaba se acaba de abrir el castillo, y en Valpalmas están los aguarales. Aunque, "pienso que falta cultura turística de la de verdad, de la que supone pensar en la sostenibilidad real de lo que se hace, y en entender que los resultados no han de venir a corto plazo, ya que lo importante no es llenar un restaurante un mes, sino que se hagan actuaciones que permitan fijar a la población de la comarca", concluye el gerente del Patronato de Turismo.

NURIA ASÍN