Un total de 331 agricultores de la Comunidad del Monte Saso de Biota se beneficiarán del proyecto de modernización y consolidación de regadíos que, con la inversión de 9 millones de euros, se desarrollarán en 1.197 hectáreas de este municipio.

Las obras se desarrollarán gracias a un convenio suscrito por el consejero de Agricultura del Gobierno de Aragón, Gonzalo Arguilé, el presidente de la sociedad estatal SEIASA, Joaquín Molinos, y el de la comunidad de regantes sector V de los riegos de Bardenas y la Comunidad del Monte Saso, Luis Ciudad.

El proyecto tienen un plazo de ejecución de entre 9 y 12 meses y las obras se iniciarán entre mayo y septiembre de 2007, mientras que, según establece el acuerdo, de los 9 millones que costará el 33% será adelantado por dicha comunidad de regantes, fundada hace cien años y cuyas tierras pasan de padres a hijos por peculiares reglas de herencia.

Un plan ambicioso

El documento firmado supone la primera parte de un ambicioso Plan de la Comunidad de Regantes sector V para modernizar toda la superficie de la zona y, además, las tres partes implicadas en el convenio mantienen contactos para promover una declaración de interés general para este cometido, lo que supone una mayor apuesta en la evolución de los trabajos de mejora y ampliación de los sistemas de riego.

Agricultura está llevando a cabo importantes trabajos de concentración parcelaria en el término municipal de Biota y a su vez está ejecutando el Proyecto de Red de Caminos con una inversión global de 1,2 millones de euros, un plan que previsiblemente estará terminado el próximo año.

Arguilé consideró "indiscutible" la necesidad de modernizar los regadíos en un territorio donde todavía persisten sistemas de la época árabe o romana debido al considerable ahorro de agua que se consigue, próximo al 30%, además de por ser ésta la única forma de hacer viables y competitivas las explotaciones agrarias del medio rural y, por tanto, la supervivencia del mismo.

Respecto al desarrollo del Plan Nacional de Regadíos horizonte 2008, destacó que Aragón ha "sobrepasado con creces" las previsiones marcadas de crear 146.000 hectáreas, al haber superado ya las 200.000 a falta de dos años para que concluya, en los que además, apuntó, se va a "intensificar" esta línea de trabajo.

Por su parte, Joaquín Molinos resaltó el importe y el volumen de hectáreas en las que trabaja actualmente en Aragón el SEIASA en obras de regadío y criticó que algunos estamentos europeos sigan diciendo que no hay que modernizar estos sistemas.

Luis Ciudad señaló que la firma del convenio supone "un momento histórico" para la agricultura de Biota y aseguró que sólo con la modernización de riegos es posible vivir de este sector en el medio rural.

CRÓNICA