El Departamento de Salud y Consumo, a través de la Dirección General de Salud Pública y del Servicio Aragonés de Salud, prepara la próxima campaña de vacunación contra la gripe, que comenzará a partir del 16 de octubre. Las personas incluidas dentro de los grupos de riesgo podrán vacunarse desde esta fecha en sus respectivos centros de salud solicitando previa cita para este cometido.

La vacuna de la gripe está recomendada a todas las personas a partir de los 65 años y también está indicada para adultos y niños afectados por trastornos crónicos de los sistemas pulmonar o cardiovascular, incluidos los menores afectados por asma. Los expertos la recomiendan a los usuarios de residencias de personas mayores y a los trabajadores que se dedican a su cuidado, así como a profesionales de servicios esenciales (sanitarios, bomberos, policía).

La gripe es una enfermedad infecciosa de origen vírico que se transmite con facilidad y la inmunización es el mejor medio para prevenirla. Una vez contraída la infección solo cabe el tratamiento de sus síntomas.

Los niveles de protección que ofrece esta vacuna son muy elevados y duraderos (una media de entre seis a doce meses) y comienzan a ser efectivos a partir de las dos o tres semanas de su inoculación. Los posibles efectos secundarios suelen limitarse a reacciones locales o sistémicas (fiebre, malestar, dolores de cabeza) que generalmente desaparecen en unos días sin necesidad de tratamiento.