El Ayuntamiento de Gallur, a través de la Concejalía de Educación, estuvo durante todo agosto realizando mejoras en el Centro Público Integrado María Domínguez.

La fachada del edificio ha sido revestida con corcho proyectado y cuarzo, por parte de una empresa especializada. Esto va a dotar a las superficies del centro de una mejora térmica, además de renovar el color de las paredes, dándole un aspecto más actual. Además de las funciones aislantes y estéticas, este material es ecológico y renovable. La cantidad total usada es de 635 m2 de corcho proyectado y 108 m2 de cuarzo proyectado. Su aplicación ha conllevado la limpieza del exterior del edificio con agua a presión, la reparación de grietas y desconchados, la aplicación de imprimación, y la aplicación de dos manos de corcho proyectado y la capa final de cuarzo. La financiación ha sido a cargo del Ayuntamiento de Gallur.

Las obras en el colegio no terminan en la fachada. Los trabajos se han extendido con la pintura de aulas, pasillos y techos. También se ha arreglado el pavimento del patio de recreo, se han tapado alcorques y se ha construido una rampa para habilitar dos contenedores, uno de plástico y otro de cartón. Además, se ha dotado de una zona con aparca-bicicletas para que los alumnos y profesores que usen este transporte puedan aparcarlas de forma segura y sin ocupar espacios por el recinto exterior. Estos trabajos los ha realizado la Brigada Municipal de Gallur y el objetivo de la corporación ha sido que los alumnos y profesores inicien el nuevo curso en un centro renovado y actualizado.