Ramón y Cajal, Pérez Galdós, Molino y Pueyo son las calles que, junto con los accesos a la N-232 se volverán a asfaltar en el municipio de Fuentes de Ebro a lo largo de la primera semana de septiembre.

El mal estado del pavimento en estas vías, provocado por el paso de vehículos pesados, como camiones y tractores, y por las averías de particulares originadas por la antigua red de saneamiento, ha conducido a tomar esta medida que se complementa con la restricción del acceso a algunas calles del municipio para vehículos de más de ocho toneladas.

Tras esta reforma, está en proyecto la urbanización de la calle Tenor Gayarre así como la reparación de la calle el Portal de esta localidad, recibiendo esta última la financiación del 1% cultural del AVE.

Por otro lado, también se prepara un nuevo proyecto que reside en la idea de la construcción de la guardería infantil anexa al colegio. En la primera fase, que ya ha comenzado a realizarse, el terreno se explanará para subirlo a cota 0. Para ello se cuenta con una subvención, proveniente de la Diputación Provincial de Zaragoza, cuya cantidad económica asciende a 9.000 euros, estando el resto de la inversión incluido en la partida presupuestaria municipal de 2004. Se estima que la fase de construcción se desarrollará a la largo del próximo año.

ESTEFANIA SANZ