Tras la polémica de las últimas semanas, la aprobación inicial del Plan General de Ordenación Urbana de Pina se produjo en el pleno del pasado 6 de octubre, aunque no contó con los votos a favor de los dos concejales del Partido Popular y de los dos de Chunta Aragonesista, ya que ambos partidos aseguran que quedan muchas dudas sin aclarar respecto al plan presentado por el equipo de gobierno.

El nuevo proyecto de desarrollo urbanístico para el municipio prevé la construcción de más de 3.000 viviendas, un número que supondría quintuplicar la población actual de Pina y urbanizar más de 700.000 metros cuadrados. También el creciente polígono industrial de Pina experimentará una notable expansión.

Para el equipo de Gobierno el nuevo plan plantea unas delimitaciones naturales y actualiza el plan que regía hasta ahora en el municipio, que data de los años ochenta.

E. A.