El departamento de Salud y Consumo, a través de la Dirección General de Salud Pública y del Servicio Aragonés de Salud, puso en marcha el pasado 16 de octubre la campaña de vacunación contra la gripe, que se aplicará en los respectivos centros de salud.

La administración de la vacuna de la gripe, de la que se han adquirido este año 260.500 dosis, está recomendada a todas las personas a partir de los 65 años. Además, está indicada para adultos y niños afectados por trastornos crónicos de los sistemas pulmonar o cardiovascular, incluidos los menores con asma, y los expertos la recomiendan a los usuarios de residencias de personas mayores y a los trabajadores que se dedican a su cuidado, así como a profesionales de servicios esenciales (sanitarios, bomberos, policía,-).

El objetivo del Departamento de Salud y Consumo del Gobierno de Aragón es alcanzar la mayor cobertura entre la población de riesgo. En la campaña del año pasado dicha cobertura alcanzó el 66% por ciento de la población mayor de 65 años.

La gripe es una enfermedad infecciosa de origen vírico que se transmite con facilidad y la inmunización es el mejor medio para prevenirla. Una vez contraída la infección solo cabe el tratamiento de sus síntomas. Los niveles de protección que ofrece la vacuna son muy elevados y duraderos.