Fuentes de Ebro va a contar en breve con una mesa de trabajo sobre la violencia en todas sus manifestaciones. La creación de esta mesa de trabajo ha sido una de las conclusiones de un taller sobre violencia de género que se ha llevado a cabo en el municipio y en el que han participado todos los sectores de la localidad: sanitario, educativo, servicios sociales, guardia civil, ayuntamiento.

Este taller, una iniciativa de la Diputación Provincial de Zaragoza, ha tenido una gran aceptación y ha puesto de manifiesto la sensibilidad que existe en el municipio por estos temas, pues no hay que olvidar que existe un precedente bastante reciente de violencia de género.

Por todo ello, con la creación de esta mesa de trabajo se quiere dotar al municipio de una herramienta con la que "poder avanzarse a situaciones de riesgo y poder empezar a actuar ante cualquier indicio de violencia ya sea a mayores, entre adolescentes o de género", explica la concejal Cristina Palacín.

Agentes educativos, sanitarios, de servicios sociales, guardia civil, policía judicial y distintas áreas del ayuntamiento como la de juventud o cultura se sentarán en esta mesa para coordinar su trabajo y hacerlo más efectivo.

Además, en este taller también se ha puesto de manifiesto la intención de editar una guía de recursos para que las víctimas de la violencia sepan dónde acudir en cada caso. Esta guía sería una recopilación de todos los recursos que existen en la comunidad desde los más cercanos a la persona, en su municipio o comarca, hasta los de ámbito autonómico.

Y todas estas acciones también se hacen con vistas al crecimiento que Fuentes de Ebro va a experimentar en los próximos cinco años y para evitar posibles situaciones de riesgo, precisa Cristina Palacín.

A. REVUELTA