El pasado 16 de octubre numerosos vecinos de Quinto, de todas las edades, se acercaron hasta la antigua escuela de capacitación agraria para ver las instalaciones finalizadas de lo que será a partir de ahora la nueva guardería. En las cajoneras se podían ver ya las fotos tamaño carné de sus pequeños alumnos. Las paredes aparecían decoradas con los grandes dibujos de Blancanieves y los 7 enanitos donados por los vecinos de la calle San Antón, que fueron los ganadores del premio a la calle mejor engalanada de las pasadas fiestas. Y es que el día de puertas abiertas todos los detalles estaban ya listos para el inminente comienzo del curso, que tendría lugar al día siguiente.

A las 7.45 horas de la mañana del día 17 la guardería comenzó con la que será su rutina diaria, aunque los llantos de los más pequeños hacían que se palpara en el ambiente el nerviosismo propio del primer día de "cole".

Durante este curso serán 35 los niños menores de tres años que acudirán cada día a la nueva guardería. Esta cifra se acerca bastante a las 41 plazas con las que cuenta el centro en estos momentos, algo que hace que los responsables de la corporación municipal se muestren muy satisfechos con la acogida que los padres de los niños más pequeños del municipio le han dado a este nuevo servicio.

Las instalaciones estarán abiertas hasta el próximo 24 de julio en horario interrumpido de 7.45 a 18.00 horas. La guardería cuenta también con una amplia cocina que abre la posibilidad de ofertar cada año servicio de comedor, algo que ya se ha hecho este año, pero que esta vez no ha salido adelante debido a que el servicio sólo era demandado por los padres de tres alumnos.

La cuota de matriculación es de 10 euros por la inscripción y de 30 euros al mes durante el tiempo que dura el curso escolar. El centro, ubicado en el paseo de Ronda, cuenta con tres aulas para niños de uno, dos y tres años, aunque como el número de niños de entre uno y dos años superaba la ratio se ha reagrupado a los alumnos nacidos en enero de 2005.

E. ANIENTO