El Santuario de Leciñena fue el lugar elegido por un grupo de mujeres para reunirse el pasado 28 de octubre en una jornada de sábado para vivir desde el "yo" y el "nosotras", un día lleno de actividades destinadas al autoconocimiento y a crear lazos entre las participantes. Con técnicas que ayudaban a expresar y sentir lo que se sentía en cada momento, fueron surgiendo momentos inolvidables llenos de emoción y curiosas coincidencias.

La sala donde se realizó la actividad se llenó de bailes, abrazos, dibujos, historias, muchas carcajadas y alguna lágrima. Fue un día sin duda reconfortante que se quería que compartieran otras mujeres de la Comarca (y algún hombre que se anime) ya que este es un proyecto que empezó "ayer" pero que se quiere continuar "mañana".

El grupo lo formaban mujeres de distintos pueblos de la comarca, de diferentes edades, que no se conocían entre ellas aunque al final de la jornada los lazos de unión eran evidentes, asegura la coordinadora de esta actividad y psicóloga de la Ribera Baja del Ebro, Rita Laga.