La primera fase de las obras de lo que serán las futuras piscinas municipales de Alborge ya ha concluido y en breve se iniciarán los trabajos correspondientes a la segunda y última fase. De esta manera, es casi seguro que los vecinos de la localidad podrán estrenar y disfrutar de sus piscinas con la llegada del buen tiempo en la próxima temporada de verano.

Con parque infantil

En estos momentos ya se ha subido la energía eléctrica, se han concluido los vasos de las dos piscinas, una para adultos y otra de chapoteo, y se ha terminado con la estructura del edificio que albergará los vestuarios y el bar. Junto a las piscinas se hará también un pequeño parque infantil con columpios para los más pequeños.

El lugar donde se van a ubicar las piscinas, desde el que se pueden contemplar unas excelentes vistas, se encuentra situado en la parte alta de la localidad, por lo que se habilitará también un camino para los que quieran subir paseando en lugar de en coche.

Con esta obra, en la que se van a invertir más de 180.000 euros financiados por la Diputación de Zaragoza y la comarca Ribera Baja del Ebro, se pretende dotar de un servicio más al municipio que haga que los vecinos de la localidad no se vean obligados a desplazarse a los pueblos de alrededor para pasar una tarde de verano en la piscina, época en la que la localidad cuenta con una mayor población debido al periodo vacacional.

E. ANIENTO