Los distintos servicios de la comarca Ribera Baja del Ebro llevan un año trabajando conjuntamente en un plan de voluntariado que ya ha pasado por su primera fase, la de definición y de captación.

Ahora ha llegado el momento de comenzar a trabajar con los voluntarios que se han inscrito en esta iniciativa y, para ello, se han comenzado a celebrar una serie de reuniones que están sirviendo para ponerlos en contacto y para empezar a plantear los futuros proyectos.

El estreno

La primera acción que ayudarán a organizar los voluntarios inscritos en este plan comarcal será un concurso de calderete que irá dirigido a las distintas asociaciones de los municipios de esta delimitación.

Se celebrará en diciembre y servirá tanto para conmemorar el día internacional del voluntariado, que tiene lugar el día 5 de diciembre, como para sensibilizar a la población acerca de la importancia del trabajo que realizan los voluntarios en cualquiera de sus disciplinas.

E. ANIENTO