El Pilar, en Zaragoza, ha puesto el cierre definitivo a unos meses en los que la actividad festiva no deja de ser actualidad. En Valdejalón, los últimos coletazos de las fiestas locales se han dado en Lumpiaque, donde la programación en honor a San Francisco y San Maximino se cerró el pasado 8 de octubre. Una nota destacada de estos días es el anuncio de Lita Claver, "La Maña", de que su actuación en Lumpiaque iba a ser el última en su carrera.

Apenas una semana antes habían tocado fin las fiestas de La Almunia, más largas de lo habitual y muy participativas y las de San Miguel, en Chodes, en las que la popular "mundial del pollo" fue el acto más seguido y aplaudido por el público.

Ese mismo fin de semana, el que marcaba el final de septiembre y el inicio de octubre, fue precisamente el que más actos festivos reunió ya que, junto a los últimos coletazos de Santa Pantaria y San Miguel en La Almunia y Chodes, se incorporaban al calendario festivo Salillas, Lucena, Urrea de Jalón y Alpatir con la celebración de la Virgen del Rosario, una fiesta que en el caso de este último municipio viene de la mano de la asociación de mujeres. Aquí ellas fueron las encargadas de preparar la tradicional chorizada que, año tras año, se ha convertido en el acto más popular de esta celebración.

También han estado especialmente animadas las fiestas de Urrea de Jalón, donde el acto más divertido fue el encierro infantil que, a pesar de su nombre, sacó a la calle a niños y mayores para correr delante de un toro metálico por el recorrido habitual de las vaquillas.

Además de esto también tuvo lugar el popular baile de disfraces para niños que, por la noche, se completó con otro para los jóvenes, que mantienen está costumbre de su infancia. En estas fiestas también se presentó a los componentes del nuevo equipo de fútbol durante el rancho popular.

CRÓNICA