Los jugadores del Club Nertobriga Basket --el "Muebles Larripa" en la actualidad-- se enfrentan esta temporada a dos retos; obtener una buena clasificación en su primer año en Segunda División Laboral y despertar la afición por un deporte que cada vez se practica menos en el medio rural.

El Muebles Larripa se ha convertido en un oasis para el "baloncesto masculino", siendo el único equipo que queda en la zona tras la desaparición de la formación almuniense de Segunda Regional . De hecho, el club de Ricla se ha visto reforzado este año con tres jugadores del equipo de La Almunia, los dos pívot Emilio Calvo y Jaime Alloza y el base Eduardo García. Estos tres jugadores y Rodrigo Pérez, de Alfamén, son las nuevas incorporaciones con las que el "Muebles Larripa" se estrena este año en Segunda División Laboral tras conseguir el ascenso en la pasada temporada, en la que quedaron en tercera posición.

El equipo se muestra entusiasmado con sus posibilidades porque "hemos empezado con muchas ganas y muy fuertes y, de momento, estamos en la parte de arriba de la clasificación", asegura el presidente del club, David Bagüés. Prueba de ello es el resultado obtenido el pasado 30 de septiembre, en Ricla, en el que vencieron 62 a 28 frente al "Rusian", otro de los equipos que ha logrado el ascenso a Segunda División Laboral. En su caso, la pasada temporada quedaron segundos, consiguiendo un puesto por encima del equipo riclano.

Gran motivación

La buena forma deportiva del equipo actual y el haber conseguido un patrocinador para la temporada --Muebles Larripa-- hacen que los jugadores se encuentren más motivados para esta temporada, en la que también cuentan con el apoyo económico del Ayuntamiento de Ricla. Precisamente el partido del 30 de septiembre sirvió para presentar en el municipio de origen del equipo a los patrocinadores pero también para volver a celebrar el trofeo obtenido el año pasado y que les hizo merecedores del ascenso. La única parte negativa de este encuentro fue la escasa asistencia de público que se dio cita para animar al equipo.

Aún sin el respaldo del público el equipo no duda de su capacidad para alcanzar las primeras posiciones en la actual temporada e incluso, de sus posibilidades de "ganar la liga" porque "nos vemos fuertes", afirma el presidente. Para conseguirlo en equipo cuenta con "un arma" muy especial, Razvan Vasile --"Rafa" para los amigos--, un jugador de origen rumano que compitió en la primera división de su país y que también ha pasado por el equipo de primera nacional de Utebo. Frente a la experiencia de "Rafa", desde el equipo también se destaca la presencia de algún "joven talento", como Javier López, que lleva desde los 15 años con el club de Ricla y que "nos deleita muchas veces con sus mates", aseguran sus compañeros.

En el apartado deportivo, la amenaza más importante para poder alcanzar las primeras posiciones del campeonato es el Heraldo Basket, que también ha empezado la liga muy fuerte.

El Club Nertobriga Basket lleva tres años jugando en Tercera Regional y, en este tiempo, se ha tenido que enfrentar a continuas altas y bajas en la formación, recurriendo siempre a la participación de jugadores de otros municipios cercanos a Ricla, como Alfamén o La Almunia de Doña Godina.