El consejero de Política Territorial, Justicia e Interior, Rogelio Silva, se reunió con los presidentes de las comarcas aragonesas para explicarles el decreto ley de medidas urgentes para facilitar la actividad económica en Aragón, aprobado en Consejo de Gobierno. Durante el encuentro, Silva detalló la medida que otorga al Gobierno potestad para declarar de Interés Autonómico aquellos proyectos de especial relevancia para el desarrollo económico, social y territorial. El que una iniciativa sea declarada de interés autonómico supondrá que la inversión y los procedimientos administrativos gozarán de tramitación preferente y urgente, reduciéndose a la mitad los plazos ordinarios de trámite de los procedimientos, salvo la presentación de solicitudes y recursos.

Por otro lado, el decreto ley recoge la tramitación administrativa preferente para contratos administrativos de mayor inversión y creación de empleo y que gozarán de un carácter prevalente y se tramitarán por urgencia. Es el caso de obras, concesión de obra pública o los derivados de la colaboración entre el sector público y privado.

El decreto introdujo una nueva figura de declaración responsable que permite al empresario iniciar directamente su actividad sin necesidad de esperar a licencias o autorizaciones, cumpliendo determinadas garantías y con la pertinente comprobación posterior por parte de la Administración. Caso de que en las inspecciones posteriores se detecten falsedades se impondrá un régimen sancionador que puede requerir el cese de actividad. Al ser un decreto por una situación de emergencia y coyuntural se fija una vigencia hasta 31 de diciembre de 2009.