La Junta Central de Usuarios del Jalón celebró el 26 de febrero su asamblea general en La Almunia de Doña Godina a la que asistió el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Xavier de Pedro, y en la que se informó a sus miembros de diversos temas de interés relacionados con la gestión hidráulica en la zona, como la situación actual de las reservas de agua, tras un año hidrológico complicado por la sequía, y la evolución de obras de regulación en construcción, principalmente Mularroya.

En cuanto a la situación de las reservas de agua, a pesar de los sucesivos episodios de lluvias y nieve tan importantes que se han registrado en enero y febrero, la margen derecha de la Cuenca del Ebro, entre los embalses del Val, los del Jalón, del Huerva, de Aguasvivas, Martín y Guadalope, está en condiciones muy precarias, con volúmenes de llenado muy preocupantes de cara a la próxima campaña de riego.

En el caso de la Junta Central de Usuarios del Jalón una pieza de regulación importante para esta cuenca es el embalse de La Tranquera, desde el que se sueltan caudales al río para responder a las peticiones de las distintas comunidades de base. En este momento, según explica el presidente de la Junta Central, Jesús Lamuela, "el embalse se encuentra al 38% de su capacidad total, con un volumen de 32,8 hm3 y esta es una situación preocupante, aunque estamos esperando que las lluvias no falten hasta el mes de mayo o junio. Si no faltan las lluvias en primavera la campaña irá bien si, por el contrario, la sequía se prolonga, podríamos tener problemas".

Por ahora, Lamuela señala que "la campaña de riego ha comenzado con normalidad porque ahora el agua del río permite dar servicio a la demanda. Además, ha llovido en la margen izquierda del Jalón, en la zona del Moncayo, y también en el Jiloca que puede verter bastente agua al final de la cuenca".

Durante la asamblea, la junta de usuarios volvió a solicitar a la CHE "medidas de eficiencia en el consumo de agua" y "eso comporta que tendremos que abrir nuevas actuaciones respecto al orden interno de los usuarios de la comunidad, es decir, habrá que formar una especie de jurado de riegos que nos permita iniciar las sanciones a quien incumpla la normativa", detalla Lamuela. En este sentido, el presidente de la junta recordó que "nosotros no podemos sancionar pero sí iniciar un proceso y que luego la Confederación sancione. Eso es lo que le pedimos que se haga y otra cosa será lo que se pueda hacer".

Por su parte, el presidente de la CHE destacó la importancia del papel de los usuarios en la gestión hidráulica basada en la unidad de cuenca. Además, de Pedro incidió en la situación actual que obliga a todos a realizar un esfuerzo mayor, tanto por la crisis económica que ha supuesto un recorte en los recursos presupuestarios, como por el último episodio de sequía que planteó un final de campaña de riegos complicado, pero que finalmente se pudo concluir con garantías.

Hay que recordar que la Junta Central de Usuarios del Jalón está integrada por 44 comunidades de base, los ayuntamientos por el uso de agua de boca, más los usuarios hidroeléctricos y algunos de otro uso y varios regantes individuales, todos ellos dentro de la comunidad aragonesa, aunque en un futuro no se descarta ampliar el mapa territorial y dar entrada a usuarios de Castilla La Mancha y Castilla León.