Épila celebró del 24 de febrero al 6 de marzo su famoso Carnaval declarado Fiesta de Interés Turístico de Aragón. Durante estos días, los epilenses complementan sus divertidos disfraces con una tela que les tapa la cara. A esto se le conoce como las mascarutas, una tradición que se remonta más de 200 años, siendo en la actualidad una forma de conseguir que no se reconozca a quien las porta. A las mascarutas se unen los zaputeros, personajes con sombreros de paja y monos de trabajo, guantes y, por supuesto, el rostro cubierto.

La celebración congregó a numerosos participantes. | SERVICIO ESPECIAL

Tras un año sin poder celebrarse, los vecinos cogieron con ganas los actos programados como el concurso de balcones, desfile del colegio, encuentro de mascaruticas, recorrido de mascarutas, desfile de Carnaval, concentración de mascarutas y zaputeros, y concursos como los de menudas estrellas, de disfraces cutres y horteras, o de murgas, para terminar con la quema de Don Zaputero.

Un grupo de vecinos prepara un rancho para reponer fuerzas. |

Desde la Concejalía de Festejos, su responsable, Sara Cortés, agradece la gran participación que han tenido todos los actos, especialmente a todos los grupos del desfile por su tiempo y esfuerzo, y también a la Charanga Erótica y la Peña El Almuerzo por su colaboración con la Comisión.