A solicitud del Ayuntamiento de La Almunia de Doña Godina, la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) está realizando en las últimas semanas dos importantes actuaciones en el dominio público hidráulico para prevenir las inundaciones del casco urbano de La Almunia y mejorar su entorno natural: la limpieza del cauce del río Mediano y la actuación sobre el Grío en la zona de las Lunas.

Ya en el año 2020 el ayuntamiento solicitó a la CHE la limpieza del río Mediano o, en su defecto, autorización para limpiarlo con medios propios. Finalmente, la autorización de limpieza llegó en 2022 pero con un proyecto más ambicioso, de colaboración entre la CHE y el ayuntamiento, y que no sólo prevé limpiar sino también reforestar. De esta manera, el consistorio se hizo cargo de la limpieza de los tramos más cercanos a la avenida Zaragoza, en sus dos márgenes, mientras que la CHE ha intervenido en la limpieza de otros 600 m de cauce, así como de la retirada de lodos y restos.

Está prevista también la plantación de especies de ribera como olmos, sauces y fresnos, con el fin de que paulatinamente los árboles sustituyan a las especies invasivas que actualmente colonizan la zona. Este proyecto también se realizará en colaboración entre el ayuntamiento y la CHE.

Por otra parte, el río Grío, en la zona de las Lunas (término municipal de Ricla), había visto desaparecer su cauce, al estar cubierto por gravas y piedras. Cuando se producían episodios de lluvias torrenciales, el agua del Grío se desviaba de su cauce natural y terminaba recayendo sobre la acequia Nueva con el consiguiente el riesgo de que la acequia no pudiera absorber toda el agua y terminara rompiendo, lo que produciría afectaciones al casco urbano de La Almunia.

Por esta razón, desde el año 2018 el Ayuntamiento de La Almunia de Doña Godina solicitó repetidamente a la CHE que interviniera en la zona de las Lunas, actuación que finalmente se ha realizado estos días por la empresa pública Tragsa, consiguiendo que el Grío recuperara su cauce natural. Se trata de una intervención ambiciosa, que recupera cauces pero respeta la vegetación y el entorno natural de la zona.

PREVENCIÓN DE LOS RIESGOS

La Almunia es un municipio con riesgo de inundación por aguas torrenciales, lo que habitualmente se conoce como agua de barrancos. Por esta razón el ayuntamiento de la localidad trabaja insistentemente en todo aquello que pueda prevenir en lo posible esta situación. Es el caso de la colocación de una compuerta automatizada en el parque Tres de Abril o la ejecución de un pozo de recepción de aguas de vertido para evitar que los alivios de la red de residuales y pluviales procedentes del polígono industrial y de la avenida Zaragoza terminaran en el río Mediano.

El ayuntamiento continua insistiendo ante la CHE para que se dé solución al riesgo más grave de inundación que todavía subsiste, como es el río Cariñena, que inunda el término municipal con una frecuencia cada vez mayor. En los últimos meses, la CHE ha dado comienzo a un proyecto que quiere reunir a todos los ayuntamientos y fincas afectadas con el fin de reducir al máximo estas avenidas de agua.