Salillas de Jalón celebra en mayo la segunda edición de su recreación histórica dentro de la programación de las fiestas en honor a Santa Quiteria.

La fiesta medieval comenzará el viernes 20 de mayo, a las 22.00 horas, a los pies del Torreón, con la representación de La compra de la villa de Saliellas por la Familia López de Rueda a la Orden del Hospital de San Juan de Jerusalén. Tras el acto teatral habrá una actuación musical a cargo de Los Músicos de Bogdan, grupo aragonés con inspiraciones medievales. Esta formación, mezclando artes escénicas para el disfrute y gozo de los espectadores, lleva realizando diferentes conciertos y pasacalles, ambientados en los distintos lugares de la península desde 2015, sin dejar indiferente a ningún público y cosechando grandes éxitos.

El sábado 21, a las 11.00 horas, comenzará el mercado medieval, ambientado por diversos pasacalles de Los Músicos de Bogdan. Además, habrá actividades infantiles, talleres y cuentacuentos, así como atracciones gratuitas para el disfrute de los más pequeños. Los mayores podrán disfrutar del mercado y sus actividades, observar la labor de los artesanos y comprar sus productos o, si lo desean, tatuarse con henna. También habrá exhibición de danza del vientre y, tras la comida popular (para la que será imprescindible haber comprado el bono correspondiente), el grupo Octava Milla exhibirá sus danzas medievales y animará a bailar a los asistentes.

A las 18.00 horas llegará el segundo acto teatral de las jornadas con la puesta en escena de El Otorgamiento de la Segunda Carta Puebla y los pasajes de la vida de Las Tres Señoras medievales.

Y el domingo 22 se celebrará la festividad de Santa Quiteria. Además, el ayuntamiento ha organizado otros actos musicales en el pabellón de festejos, discomóvil y orquesta. Los ensayos avanzan a buen ritmo y los diversos talleres ya han elaborado nuevos elementos decorativos para que Salillas luzca aún más bonito que en 2019. El programa festivo se completará con varios detalles que la Asociación Cultural Saliellas y el consistorio prefieren no desvelar para sorpresa del público que esos días se acerque a Salillas a disfrutar de su fiesta.