Épila se ha sumado a la red de localidades en las que el arte urbano está dinamizando y dejando huella entre la población con su propio Festival Asalto. El Ayuntamiento de Épila, a través de la Comisión de Cultura, organizó del 11 al 17 de julio este proyecto de intervención urbana en el entorno rural con la participación de los artistas Dimitris Taxis, Sofi Mele, Miguel Peralta y Ana Langeheldt que plasmaron diferentes episodios de la historia local con sus propuestas artísticas.

Motivos naturales en la plaza de España. | SERVICIO ESPECIAL

Así, en cuatro murales evocaron la romería al Santuario de Rodanas, uno de los actos más populares y multitudinarios de la localidad; recordaron a las mujeres trabajadoras en la Azucarera y personas que emigraron a Jerez de la Frontera después del cierre de la azucarera en 1969; rindieron homenaje a Félix García Domínguez, por su vinculación con la actividad cultural de la localidad; también se ha recuperado el antiguo depósito de agua como lugar de encuentro y motivo de orgullo para el pueblo por el carácter innovador que tuvo su construcción, así como el antiguo edificio de la oficina comarcal agroambiental en la plaza España, que con su diseño hace un guiño a la naturaleza.

El mural que evoca la romería al Santuario de Rodanas en una de las paredes. | SERVICIO ESPECIAL

Desde la organización de Asalto, Alfredo Martínez explica cómo la presencia de los artistas y su trabajo, desde que se idean los murales, «aportan alegría, fomentan la conversación sobre la historia o las personas y, de alguna manera, se activa la vida del pueblo».

Actuación musical frente a uno de los murales en proceso de creación. | SERVICIO ESPECIAL

Además, los más pequeños también pudieron dar rienda suelta a la vena artística que llevan realizando un mural participativo en una de las paredes de los vestuarios de las piscinas municipales en el que se reflejan distintos edificios de la localidad.

El depósito de agua luce un vistoso y colorido diseño que le erige como lugar de encuentro. | SERVICIO ESPECIAL

En Asalto en Épila, a la pintura mural se sumó la música, y la Comisión de Cultura programó cuatro actividades los días 14, 15, 16 y 17 de julio para que los artistas explicaran su trabajo que estuvieron amenizadas por distintos grupos con vinculación local entre ellos la banda municipal, el dúo Limpios Jazzeados y Estilos d’Épila.

Mural participativo realizado por los niños y niñas de Épila en los vestuarios de las piscinas. | SERVICIO ESPECIAL

Desde el Ayuntamiento de Épila, el alcalde Jesús Bazán agradece la colaboración de las familias que han prestado sus fachadas para estas intervenciones y la de todos los vecinos que han seguido con interés la evolución de los murales aportando datos con sus vivencias personales con el empeño de continuar con esta temática para una próxima edición.