EN HONOR DE DON BOSCO

Salesianos celebra la fiesta de su fundador

El colegio organiza actividades y recupera su tradicional festival

Taller de mandalas dentro de los actos por el día del fundador. | SERVICIO ESPECIAL

Taller de mandalas dentro de los actos por el día del fundador. | SERVICIO ESPECIAL / LA CRÓNICA cronicas@aragon.elperiodico.com

La Crónica

Un año más el Colegio Salesiano ha querido honrar a Don Bosco, su fundador, en el mes de enero realizando diferentes actividades, además de la fiesta colegial con toda la comunidad educativa, haciendo partícipes a alumnado y familias en los diferentes actos lúdicos, culturales, deportivos y religiosos.

El día 14 de enero todo el claustro de profesores y profesoras participaba en las Jornadas de Pastoral celebradas en Zaragoza donde se pudo asistir a diferentes actos en torno al lema anual Abriendo Caminos.

También como otros años, no faltó la obra de teatro organizada por el grupo La Comunidad, integrada por padres, profesores y miembros vinculados a la comunidad educativa y dirigida por Carlos Hernando, que este año ha interpretado la comedia ¡Qué ruina de función! y que como otros años pudo ser representada en diferentes sesiones y horarios con notable éxito.

El 31 de enero, día de la fiesta del colegio, comenzó con una celebración tras la que se degustó un suculento chocolate con tortas a la sartén preparado con mucho cariño por la asociación de padres y madres.

Después, se realizaron las finales de los campeonatos de ajedrez, guiñote, dardos, rabino, fútbol, baloncesto, y stumble guy, aunque también hubo espacio para actividades más relajantes como el taller de mandalas, de sudokus, o participar en el bingo organizado por los chicos y chicas de Bachillerato para el viaje de estudios.

La jornada del 31 concluyó con el tradicional festival que se recuperó después de dos años de pandemia en los que no se había podido realizar. Así, se pudieron ver distintas actuaciones como teatro en inglés y en español, bailes, música instrumental, canto lírico, canto coral o rap, habiendo mucha participación e ilusión, especialmente en el alumnado más joven que no lo había vivido antes.

Igualmente fue un fecha para el reencuentro de antiguos alumnos que no quisieron perderse la fiesta que tantos buenos recuerdos les traía.

Finalmente, el domingo 5 de febrero, Día de la Comunidad Educativa, las familias fueron las protagonistas reuniéndose en torno a la eucaristía celebrada en la capilla, y disfrutando con los chicos y chicas viéndoles en el festival o en la carrera solidaria, cuyos ingresos se destinaron en esta ocasión a Unicef. La mañana concluyó con una comida de hermandad de todas las familias en la que todas pudieron degustar una sabrosa paella.

Un año más, la ilusión, convivencia, amistad y reencuentro estuvieron presentes en el centro educativo dejando claro que Don Bosco continúa vivo con su lema Avanti, sempre avanti.