El Gobierno de Aragón puso en marcha recientemente un nuevo Plan Renove de Electrodomésticos. El objetivo de este plan, con un presupuesto de 1.645.944 euros aportados por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), es incentivar mediante ayudas directas la adquisición de electrodomésticos de la clase energética A o superior (A+ y A++) o de encimeras de inducción y de gas, con la correspondiente sustitución de los aparatos antiguos que tengan la misma función.

El plan comenzó el 1 de julio de 2010 y finalizará cuando se agote el presupuesto asignado. Está previsto que aproximadamente 18.000 personas puedan beneficiarse de esta medida, que se refiere a aparatos como frigoríficos y congeladores, lavadoras, lavavajillas, hornos y encimeras, siempre que se ajusten a las características de ahorro expuestas. Las ayudas por la compra variarán entre 50 y 125 euros, contando con la recogida del electrodoméstico antiguo, a cargo del comercio vendedor.