Las primeras unidades del Tranvía de Zaragoza comienzan ya a tomar forma en la factoría de CAF en la capital aragonesa. El Alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, junto a la Consejera de Servicios Públicos, Carmen Dueso, visitó el pasado 6 de julio las instalaciones de la fábrica, donde se presentaron los detalles del proceso de fabricación y montaje de estas primeras unidades.

El modelo de tranvía para la línea de Zaragoza dejará de ser solo una maqueta en pocas semanas, ya que en agosto se espera finalizar el primer convoy para empezar las pruebas técnicas en su planta de la avenida Cataluña. Así lo confirmó su máximo responsable, Fernando Anoro, quien garantizó que se están cumpliendo los plazos para tener los doce coches que circularán entre Valdespartera y la plaza Basilio Paraíso, "en el primer semestre del 2011".

En la visita, la factoría abrió sus puertas para mostrar, por primera vez, el proceso de fabricación del tranvía zaragozano. Ya hay cinco unidades en marcha, tres en la fase de montaje de la estructura, una en la de pintura y la última, la más avanzada, en la de acabados, donde colocan los equipos y elementos de interiorismo (asientos, pasamanos o revestimientos, entre otros). Superada esta fase, se montarán los bogies que ya se están fabricando en la factoría de CAF en Beasaín y que se empezarán a recibir en Zaragoza "a finales de este mes". Por último, se unirán los cinco módulos del tren.

PRUEBAS

La siguiente fase será al menos un mes y medio de "pruebas en estático", en la planta, antes de que en otoño se trasladen a las cocheras de Valdespartera para las pruebas en vía. La intención es que "las dos primeras unidades puedan llevarse allí en octubre", señaló Anoro.

Estaría en plazo para acometer la denominada marcha en blanco, es decir, las pruebas en el recorrido del tranvía y con la electrificación, el sistema semafórico o de comunicaciones ya instalados, para corroborar su buen funcionamiento. Esta prueba se prevé iniciarla "en marzo del 2011", para terminar en junio, ya que, según Carmen Dueso, durará "tres meses". Hasta entonces, el Urbos 3 no se verá circular por las calles.

Cada unidad del tranvía tiene 32 metros de largo en total por 2,65 de ancho, una capacidad para 200 viajeros, 52 asientos y cuatro zonas específicas destinadas a personas con movilidad reducida. Además, más del 20% de la longitud está dedicada a puertas, ya que en cada lado habrá cuatro puertas dobles (de 1,3 metros de ancho) y dos simples (de 0,8).