El colegio Galo Ponte, de San Mateo, ha puesto en marcha el comedor escolar con una gran cantidad de pequeños, 99, de los 213 alumnos matriculados que hay en este centro educativo. Unas cifras que han ascendido con respecto al año pasado.

Igualmente, se ha abierto el servicio de guardería, que funciona de las 8 a las 9,30 horas de la mañana. Una actividad que se incluye en las llamadas "extraescolares", que impulsan junto a la Asociación de Padres del municipio.

Esta misma agrupación es la que también organiza otras propuestas formativas en el centro, que se desarrollan a lo largo del curso. Entre ellas se encuentran las clases de inglés y francés, y los talleres de cerámica, manualidades, animación a la lectura y teatro. Y junto al ayuntamiento se ofertan las clases de jota bailada.