En Zuera se instalará una planta productora, pero también una extractora, que será igual a las de Ejea y Gelsa. Es en ellas donde comienza el proceso para la producción del biodiésel, para el que previamente se tiene que contar con la materia prima: el girasol, del que únicamente se utilizan las pipas, que posteriormente se prensan y sale el aceite. Éste se lleva a la planta de transformación, donde se depura y mezcla con un catalizador, obteniendo así el metilester, que finalmente se mezcla con gasóleo para conseguir el biodiésel, que se distribuirá por las gasolineras del grupo Arento y por otras que "lo soliciten", explica Fernando Marcén.