--La DGA ha frenado el proyecto de construcción de 1.980 viviendas y un campo de golf, ¿qué alternativas buscan?

--En un principio hay que dejar claro que a estas fechas el Ayuntamiento no ha recibido una notificación oficial de la suspensión de este proyecto. Está paralizado, pero todavía no sabemos porqué, creemos que puede ser por algún fundamento hidráulico, como la construcción de una depuradora propia en el recinto, para que trate tanto las aguas residuales como las pluviales y se pueda reaprovechar en los terrenos de juego. Sabemos que el agua es un bien escaso y entendemos que hay que utilizarla de la mejor manera.

Otros puntos por los que pueden haber echado atrás el proyecto es la falta de un plan de comunicaciones, es decir, si se construye esta zona residencial habrá que comunicar la urbanización con la autovía y hacer una ampliación de la carretera del Zorongo.

--Inurasa era la empresa encargada de ejecutar dicho campo, y a cambio obtenían los recursos para construir los edificio de la Universidad San Jorge, si el proyecto se cae, ¿qué harán?

--Cuando conozcamos las prescripciones de la DGA haremos lo que sea necesario. Seguimos apostando por esa recalificación del terreno. Pero en caso de que lo desestimen se hará otra propuesta a Inurasa para cumplir los puntos del convenio establecido con ellos, ya teníamos en mente otras alternativas, por si no salía aprobado, pero de momento no pensamos en ello, ni siquiera en concederles el sector 17, una zona residencial que está por desarrollar, tal y como se ha dicho últimamente en el municipio. En cuanto a las obras de la universidad, estarán terminadas para comenzar el curso 2007.

--¿Impulsan otros proyectos en el ámbito urbanístico?

--Así es. Por ejemplo, un nuevo parque en la calle conde Aranda, al final de la carretera a Castejón, de 20.000 metros cuadrados. Además, de otras iniciativas, como la remodelación de la calle Gómez Acebo, para convertirla en un paseo arbolado, un proyecto que comenzará a finales de noviembre y es bastante complejo, porque se trata de la arteria principal del municipio y porque contempla cambiar el trazado de una acequia que cruza dicha calle. Lo que queremos es desviarla para que el agua circule por el centro de la vía, puesto que así erradicaremos el problema de las humedades que sufren algunas casas y aprovecharemos para ordenar el tráfico de las calles adyacentes.

--Las obras de la calle Zaragoza, también son importantes...

--Sí. Es una calle paralela a la avenida de Castejón, que comunica Gómez Acebo con la calle Colón. Una vía que esta muy deteriorada y en la que se van a renovar la pavimentación, además de cambiar los sistemas de luz, agua, teléfono e implantar bocas de riego e hidrantes. La inversión es de 560.000 euros, subvencionados entre Comarca (41.000 euros) y consistorio. Las obras comenzarán en noviembre y el plazo de ejecución es de 6 meses.

--La mejora de los servicios, ¿es paralela a la construcción de nuevas zonas residenciales?

--Hay que dotar al municipio de los servicios que requiere. Estamos creciendo mucho y esperamos hacerlo más cuando tengamos en marcha las casi 600 viviendas nuevas de protección oficial que vamos a impulsar, de aquí a 2009. Las primeras están a punto de comenzar, son 56 pisos localizados entre la calle Colón y Chile. Habrá otras 120 en la avenida Castejón, junto a la residencia de ancianos. A estas se suman las 434 del sector 18, en la antigua gravera, entre otras.

--Acaban de realizar un estudio sobre el transporte público, ¿qué conclusiones han sacado?

--En el Bajo Gállego habrá en 5 ó 10 años unas 25.000 personas, cifras que deben tenerse en cuenta para potenciar el flujo de autobuses urbanos. Ahora en cada municipio funcionamos por separado, incluso tenemos diferentes líneas, por ello sería bueno mancomunar el transporte, para abaratar costes y mejorar el medioambiente, ya que la emisión del CO2 se disminuiría. Se podría plantearse una línea que fuera a los tres sitios, pero sin que perder calidad en ninguno de los tres municipios. Por ejemplo, en Villanueva tenemos 22 servicios diarios de ida y de vuelta.

Además, pedimos también que se sitúe algún intercambiador de viajeros en Zaragoza, porque los autobuses llegan hasta Estación Intermodal y luego los viajeros tienen que coger luego un bus urbano para ir al centro.

Igualmente, pensamos que es necesario implantar un tren de cercanías con apeaderos en San Juan de Mozarrifar, Universidad San Jorge, Villanueva, y continuar hasta la rotonda de San Mateo y Zuera. Lo hemos solicitado, pero Renfe no dice nada al respecto.

También nos gustaría que se eliminara la rotonda de la MAZ, ya que la entrada a Zaragoza se colapsa todos los días, en vez de este paso se podría hacer uno elevado o subterráneo, que permitiría un tráfico más fluido. (El Ministerio de Fomento ha destinado una partida para un paso inferior).

NURIA ASÍN.