Los vecinos de San Mateo se han vuelto muy deportistas, y prueba de ello es que han sido muchos los inscritos en las clases de las diferentes disciplinas. Por ejemplo, en gimnasia de mantenimiento se han inscrito 30 personas y otras 20 en aeróbic.

Según los monitores que las imparten, Óscar y Lourdes, "los participantes van desde los veteranos, que están en la actividad desde que comenzó, a los noveles que llegan con mucha energía a las clases".

Además, han sido muy demandas las clases de danza del vientre, que acaban de comenzar con 25 inscritos, quienes siguen los consejos de la profesora y bailarina Fatima Fahima, y también el taller de pilates, en cuyas clases hay más de 25 alumnos.

A estas propuestas se suman otras, como GAP (glúteos, abdominales y piernas), tai-chi, natación y pesca con mosca, a partir de noviembre. Propuestas todas ellas apoyadas por la concejalía de Deportes, desde donde quieren fomentar la actividad física para dar una mejor calidad de vida a los sanmateanos.

Igualmente, en el colegio Galo Ponte se ofertan diversas actividades deportivas dentro de su programa de apertura de centros, que se realiza en colaboración con la Asociación de Padres y Madres del centro y que también tienen lugar en Villanueva y Zuera. En el caso sanmateano este año hay clases de patinaje, predeporte, kárate.

A estas se suman otras de carácter más competitivo, como son las de la escuela de fútbol sala benjamín y alevín y la de baloncesto, en iguales categorías. Estas últimas han centrado la atención de los alumnos sanmateanos y han sido muchos los que se han apuntado a ellas. Igualmente destacados son los cursos de atletismo.