La celebración de la Feria y Mercado Medieval en Moyuela los pasados días 16 y 17 de septiembre de 2006 ha supuesto un acontecimiento en la localidad y en la Comarca. Ha sido resutlado de un programa amplio y equilibrado: potente mercado, actuaciones de animación de calle, demostraciones de cetrería y arquería, cena medieval con espectáculos, talleres de oficios y labores, incluyendo un número importante de demostraciones propias del pueblo. El evento fue organizado por el Ayuntamiento de Moyuela y la Asociación Cultural Arbir Malena con el patrocinio de la Comarca Campo de Belchite y la colaboración de entidades privadas y de todo el pueblo, para trasladarlo al medioevo, engalanando sus calles, abriendo las puertas a los visitantes y convirtiendo estos días en una auténtica fiesta.

La música de los Dulzaineros de Moyuela y sus amigos en la Ronda llenaron las calles. Las campanas tañían con alegría, convocando al festejo que comenzaba con banderas, pendones, toldos multicolores, escudos y las gentes ataviadas con trajes de época.

Junto a ello, los artesanos con sus oficios y labores tradicionales de Moyuela: herrero, bolillos, labores de hilo, fabricación de adobas, de jabón de tajo, de escobas, elaboración de longanizas, bolas y morcillas, mientras que los niños tenían su plaza con animación, talleres y presentaciones.

Se dejaron ver los músicos almogávares y el alcalde y su esposa, ataviados como rey y reina, acompañados del presidente de la Comarca y de caballeros de Moyuela, quienes abrían el desfile seguidos de los cetreros reales, los arqueros y gran cantidad de lugareños, que cerraban el "pasa calle". El pregón dio paso a la I Feria Medieval de Moyuela, y las águilas paseaban toda su majestuosidad sobre las cabezas de los visitantes.

Hubo cena medieval para cerca de 900 personas a la misma, presidida por el presidente comarca, Baltasar Yus, acompañado del alcalde Moyuela, Manuel Lázaro, y de la mayoría de los alcaldes de los pueblos de la Comarca.

El baile y la verbena cerró un día que daba paso a la segunda jornada medieval con aún mayor intensidad en todos los actos programados.