Los accesos viarios a Belchite siguen siendo uno de los retos de una población en despegue industrial. En este sentido, y tras la mejora de la carretera que conecta con la denominada de Castellón y con Cuencas Mineras, otra de las obras que se están realizando son las de mejora en la carretera autonómica A 220 (conocida como la carretera de Cariñena). Actualmente se están acometiendo los trabajos en la travesía por el casco urbano de Belchite. En este sentido, y según explican desde el consistorio belchitano, la travesía urbana de acceso a la carretera autonómica en buena parte de sus tramos estaba todavía de adoquines, por lo que la renovación del firme no sólo supone un cambio, sino sobre todo "una enorme mejora para nuestro pueblo en cuanto a las inversiones en materia de infraestructuras de comunicación", reconocen los responsables municipales.

Los trabajos, además, no solamente se llevan a cabo en la calzada, para la pertinente mejora del tráfico rodado y de su seguridad, sino que también se arreglan las aceras a ambos lados de la citada carretera, configurando de esta manera una travesía adaptada a las nuevas necesidades del tráfico, pero que no pierde su condición de parte del urbanismo de Belchite.