La multinacional suiza Omya Clariana presentó sus nuevas instalaciones industriales en Belchite con la presencia del consejero de Industria del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga; el director gerente de la empresa, Albert Campi; el director de la planta, Vidal Domingo, la alcaldesa María Ángeles Ortiz, el presidente de la comarca, Baltasar Yus, además de empresarios y representantes institucionales comarcales. Ésta es ahora la única empresa instalada en el Polígono Industrial pero que con su consolidación sirve de gancho para que lleguen otras.

Omya, dedicada a la producción de sustrato de calcio, tiene en Belchite, con 600.000 toneladas anuales, su fábrica más importante del sur de Europa, y sirve a numerosos sectores industriales, como las aragonesas Saica y Montañesa.

La multinacional inauguraba el pasado 2 de octubre los 1.500 metros cuadrados (10% de sus instalaciones) de los edificios de talleres y almacenes destinados a dar servicio de mantenimiento a la planta y de almacenaje de los equipos de repuesto. La inversión ha supuesto un millón de euros, que se suma a los 20 millones que en los últimos cinco años se han invertido en tecnología. El resultado ha sido el exitoso funcionamiento de la fábrica, cuyos pilares son, según destacó Albert Campi, la calidad, la sensibilidad con el medio ambiente y la inversión en prevención de riesgos laborales. "Aunque, lo que realmente hace única a esta fábrica es su gente", destacó el director gerente.

La alcaldesa María Ángeles Ortiz resaltó su satisfacción por la consolidación "de una empresa que ha sido símbolo por su calidad y la estabilidad y consolidación de los 42 empleados actuales".

Por su parte, Arturo Aliaga destacó el proyecto de la línea eléctrica --de 14 millones de euros--, desde Fuendetodos, que va a "surtir de calidad y cantidad" al polígono belchitano, y el gas natural, procedente de Mediana. Asimismo, incidió en la importancia del sector minero en Aragón, y de sus múltiples beneficios laborales y económicos, en contraprestación a las incidencias derivadas del impacto paisajístico.

La consolidación de la planta de Omya ha supuesto la llamada de otras empresas relacionadas con su producción y servicios. Por ahora, Hormipresa ha adquirido terrenos donde desarrollará su actividad de hormigón prefabricado, aunque, como destacó su consejero delegado, en Belchite se apostará "por un producto especial y único por sus características", que no quiso detallar por el momento. Para la instalación en Belchite, que será la cuarta planta en España, han influido la cercanía de las materias primas y la buena situación para la logística.

Por su parte, María Ángeles Ortiz reiteró la importancia de la llegada de nuevas empresas, "por el hecho de que utilicen la materia prima de la zona. Quedan pocos agricultores, y debemos intentar que los vecinos se queden por la industria".