La Diputación Provincial de Zaragoza y la Asociación para la ayuda a personas afectadas por el VIH/Sida (Omsida) han iniciado una campaña de sensibilización que pretende terminar con la discriminación que sufren personas afectadas por VIH o sida en los municipios y, también, insistir en que la convivencia con estas personas no supone ningún riesgo. La campaña ConVIHviendo lleva por lema "Cuanto más te acercas, más nos ayudas".

El vicepresidente de la DPZ y delegado de proyectos de solidaridad, José Antonio Acero, advirtió que casi un 20% de los casos de sida que se dan en Aragón, se localizan en el medio rural y por ello era necesario iniciar una campaña de sensibilización para "dar a conocer los recursos, la realidad y necesidades que tienen estas personas que están en el ámbito de riesgo del sida".

Además, se trata de poner fin a una realidad en la que el que está dentro de la población de riesgo o que padece sida, tiene el riesgo añadido de que puede ser estigmatizado y discriminado, tanto a la hora de convivir con sus vecinos, como para acceder a los servicios sociales, médicos o, incluso, a un puesto de trabajo.

Por tanto, a través de folletos informativos y de charlas en municipios, la campaña insistirá en explicar que no hay problema ni riesgo de contagio o infección por convivir con personas con VIH o sida.

El presidente de Omsida, Juan Ramón Barrios, lamentó que, en ocasiones, las personas que padecen esta enfermedad se convierten en un "colectivo invisible" para el resto de la sociedad e insistió en la necesidad de realizar campañas informativas para dejar bien claro "a la gente que se puede convivir con VIH con total normalidad, porque por convivir es imposible que una persona se infecte". Desde la Asociación se hace un llamamiento a la sociedad a no dar la espalda a esta cuestión, porque está entre nosotros y puede tocar a cualquiera al tratarse de una enfermedad de transmisión sexual, que no entiende de sexos o clases sociales y, ante la cual, lo más importante es la prevención.