El Ayuntamiento de Magallón ha creado este año la distinción ‘Caraues’, nombre primitivo de la localidad, para reconocer el trabajo de colectivos, bodegas, personas e instituciones en aras de la viticultura y la oleicultura magallonera. Unos reconocimientos que en su primera edición se entregaron en el marco de las jornadas de ‘Saborea Magallón’.

Una placa recoge el reconocimiento compartido del ‘Caraues’ de Honor. | SERVICIO ESPECIAL

En esta edición fundacional se entregaron cinco distinciones en distintas categorías: distinción de Honor, distinción Agrícola, distinción Oleícola, distinción Vinícola y distinción Vitícola.

Cuatro personas recibieron la distinción en el acto de entrega que tuvo lugar el domingo día 12 de septiembre, dentro de la programación de la feria ‘Saborea Magallón’.

De esta forma, Antonio Morales Escobedo fue reconocido con la distinción Agrícola; José Luis Aibar Tolosa fue merecedor de la distinción Oleícola; la labor de Ricardo Sánchez Barrios recibió la distinción Vinícola; y Pedro José Orduna Pisarello, la distinción Vitivinícola.

EL MÁXIMO HONOR ES COMPARTIDO

En esta primera edición, la distinción ‘Caraues’ de Honor tuvo un carácter especial y compartido ya que quiso reconocer la labor de todas las personas que a lo largo de la historia han aportado y aportan su buen hacer para mejorar el sector agroalimentario de Magallón, incidiendo en los que ya no están y que tanto aportaron.

De hecho, bajo las letras con el nombre de Magallón que dan la bienvenida a la localidad, el consistorio de la localidad ha colocado una placa que recoge la singularidad de esta Distinción de Honor Caraues edición 2021 en la que se puede leer: «El Ayuntamiento de Magallón en reconocimiento y homenaje a todas las personas que han aportado su trabajo y excelencia profesional en aras de la viticultura y la oleicultura de nuestro municipio, y con onda emoción y especial afecto a título póstumo, a todas las personas que nos han dejado, y que con pasión, sacrificio y maestría, ejercieron el noble oficio de la agricultura en Magallón. Arraigando la cultura agraria, sus valores, su tradición y su buen hacer en nuestra villa. Siendo la semilla que hizo que ‘naciera y perdurara’ una de las señas de identidad más emblemática que poseemos: nuestro vino y nuestro aceite».