La calle Ramón Salvador de Magallón fue escenario de una exhibición de trashumancia urbana utilizando reses no de lidia de la ganadería de Víctor Navas de la localidad riojana de Igea. Los más pequeños corrieron delante de las astas como si de un encierro se tratara, ya que es el recorrido donde habitualmente transcurren los festejos taurinos populares de la localidad zaragozana.

Esta ganadería dedicada a los eventos trashumantes pretende revivir la tradición de la entrada de las reses practicada por nuestros antepasados, rememorando aquellas entradas de las reses que participaban en las fiestas populares del norte de España y que eran trasladadas desde las fincas donde pastaban, a través de una red de comunicaciones formada por vías pecuarias que cruzaban toda la Península Ibérica.