Los días de Navidad en Novillas estuvieron cargados de actividades y alegría para todos los vecinos del municipio. Ya tras las fiestas de San Nicasio, los más pequeños pudieron dar entrada a la época navideña disfrutando de la actividad de animación de los Duendes de Pinzón el domingo 18 de diciembre, y continuaron impregnando de espíritu navideño a sus vecinos más mayores con la actuación del festival de Navidad del colegio esa siguiente semana.

La San Silvestre de Novillas volvió a reunir a un gran número de vecinos deseosos de despedir juntos el año.

Este alegre festival se celebró en el pabellón cultural y posteriormente los niños y niñas de Novillas se desplazaron hasta la residencia de ancianos para alegrar con sus cánticos y actuaciones a los mayores en estas fechas. El día 24, Papá Noel visitó también a todos ellos, sembrando de regalos las casas de los pequeños que tan bien se habían portado durante todo el año.

Durante la semana del 26 de diciembre, todos los niños de Novillas junto con sus compañeros de los pueblos vecinos de la comarca, pudieron también disfrutar en el Baile de una semana de ludoteca. Fue una actividad promovida por la Comarca del Campo de Borja y que congregó a unos 50 niños de todos los pueblos hermanados, que pudieron pasárselo de maravilla y aprender con las actividades y juegos que los monitores les habían preparado. Así también dieron un respiro a los padres durante estos días, contribuyendo de este modo a la tan necesaria conciliación familiar.

Los últimos días del año siguieron transcurriendo con gran ilusión por parte de todos los novilleros, y la mañana del 31 a las once, todos los vecinos pudieron participar en la tradicional San Silvestre. Hubo bailes, sorteos, deporte y, sobre todo, muy buen ambiente. La junta de peñas y cuadrillas organizó nuevamente este evento deportivo y lúdico, que congregó a gran número de personas, y en el que se pudo disfrutar no solo del deporte, sino también de un delicioso aperitivo que los organizadores prepararon para todos los asistentes. Por la tarde, el ambiente siguió en los bares para dar la bienvenida al nuevo año en el Baile, con una potente disco móvil organizada por la Asociación Recreativa Juyma.

Con el nuevo año ya bien entrado, todo estaba listo y dispuesto para que, como todos los años, el 5 de enero, a eso de las seis de la tarde, Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente hiciesen su entrada triunfal en el pueblo ribereño. Este año llegaron en una nueva carroza que fue del gusto de todo el mundo. Melchor, Gaspar y Baltasar tiraron caramelos en la tradicional cabalgata, adoraron al niño Jesús en el portal de Ayuntamiento y ellos junto con sus pajes repartieron regalos e ilusión en el pabellón cultural a todos los niños del pueblo.

Y aunque pareciera que con la llegada de los Reyes Magos finalizarían las navidades, no fue así. El sábado 7, los Gaiteros de Novillas, como vienen haciendo desde hace unos 20 años, organizaron la tradicional Tronca Navideña. Casi 40 niños y adultos pasaron una tarde maravillosa jugando a juegos tradicionales como las sillas, los globos, la patata caliente o la pesca de pececitos con caña. Todos ellos recibieron también sus regalos y pudieron golpear como cada año al grito de ¡Caga Tronca! para que la tronca les dejase ricos caramelos con los que disfrutar la tarde. Con el tradicional torneo de guiñote coorganizado por la comarca y el ayuntamiento, ya sí, Novillas dio por finalizado este periodo de gran actividad alegría e ilusión.