Las cuarenta volvieron a cantarse y las veinte en copas volvieron a sonar en el Pabellón Cultural de Novillas. El domingo 8 de enero tuvo lugar el Torneo Comarcal de Guiñote, otro de los eventos comarcales recuperados tras el parón en 2020 y 2021.

Emilio Belío y Carmelo Aguilera quedaron en segundo lugar. |

En esta edición, organizada de nuevo por el Servicio Comarcal de Deportes y el Ayuntamiento de Novillas, el número de parejas participantes se completó el 5 de enero, con jugadores de municipios de la Comarca Campo de Borja, de Cinco Villas, Ribera alta, Comarca de Tarazona y Ribera de Navarra.

Pedro Álvarez y Javier Villanueva se proclamaron ganadores. | SERVICIO ESPECIAL

El torneo comenzó a las 15.00 horas y se prolongó hasta las 20.00 horas, con dos rondas en formato liguilla y semifinales, 3º y 4º puesto y final. Las rondas estuvieron muy igualadas, quedando finalistas las siguientes parejas: Pedro Álvarez y Javier Villanueva (Novillas- Cortes) fueron primeros; Emilio Belío y Carmelo Aguilera (Borja), segundos; Isidro Irún y Ángel Borobia (Novillas), terceros; y Sara Clemente y Armando Zarralanga (Ejea de los Caballeros), cuartos.

Parejas finalistas en el Torneo Comarcal de Guiñote 2023. |

Las parejas ganadoras se repartieron lotes de productos por valor de 1.000€, además de sus correspondientes trofeos. El ambiente durante toda la tarde fue muy bueno, con momentos de tensión ante las grandes jugadas de los participantes.

Isidro Irún y Ángel Borobia, terceros. |

En esta edición queremos destacar el elevado número de mujeres que participaron, así como varias parejas de jóvenes de 20 a 30 años, en un juego en el que normalmente participan hombres y de edad más avanzada.

Sara Clemente y Armando Zarralanga, cuartos. |

Este torneo es ya un clásico en el cierre de los actos navideños en la Comarca Campo de Borja y la de este enero ha sido la XI edición.

A la entrega de los premios acudieron el alcalde de Novillas, Abel Vera, y la concejal de Novillas y consejera de la Comarca, Gloria Giménez

Este popular juego de cartas está documentado desde el s XIX. El guiñote es mucho más que un juego de cartas, es un elemento de socialización. Un juego que generación tras generación ha servido para socializar en prácticamente todos los pueblos aragoneses.