Como ya ocurriera hace unas semanas con la celebración de un bautizo, Aladrén volvió a vivir una jornada muy especial con la celebración de una boda el 22 de septiembre, circunstancia que no se producía desde hacía 34 años. Tras más de tres décadas, se pudo escuchar nuevamente en la parroquia de Santiago El Mayor del municipio el "sí quiero".

En esta ocasión Josue e Irene, llenos de felicidad, fueron los grandes protagonistas en compañía de los padrinos José Antonio y Gloria, familiares y amigos de pareja.

M. A. CAMPOS