La Micología volverá a marcar el calendario social y festivo de la comarca que, como todos los años en noviembre, dedicará un fin de semana a la celebración de unas jornadas en torno a las setas, un recurso que atrae a numerosos visitantes y aficionados ahora que empieza la temporada.

Las jornadas micológicas, que organiza el Servicio de Turismo de la Comarca contarán con un ameno y variado programa de actos. Charlas acompañadas de proyecciones de audiovisuales, conferencias sobre micogastronomía, degustaciones de setas, concursos, exposiciones y otras iniciativas, todas ellas con un mismo objetivo; servir como instrumento para que los aficionados a la micología tengan la oportunidad de aprender a identificar, conocer y degustar las setas de la comarca.

Los pinares de la Sierra de Algairén son el hábitat ideal para el famoso y apreciado rebollón. También hay infinidad de rúsulas, negrilla, plateras y muchas otras especies. En los bosques de carrasca se pueden encontrar rebollos, estepas y las preciadas amanita caesarea, boletus aereus y rúsulas.

También es común en la zona la temible amanita phaloides, que todos los que recogen setas deberían saber diferenciarla a la perfección para no confundirla con otra comestible.