El edificio que albergó el casino de Longares durante las últimas décadas, perteneciente a la asociación "Círculo Recreativo", ya es de propiedad municipal. El consistorio longarino proyecta convertir el inmueble en un centro de día para los mayores y un gran centro cívico con despachos para las asociaciones del municipio, una sala de exposiciones y un salón de actos.

El Ayuntamiento de Longares remitió el año pasado a los socios del "Círculo Recreativo" una carta solicitándoles que diesen su autorización a la Junta Directiva de la asociación para que donase el edificio al ayuntamiento a cambio del compromiso por parte del consistorio de que el terreno que ocupa será destinado a equipamientos para la localidad. Más del 80% de los socios respondieron afirmativamente a esta misiva y recientemente se ha formalizado la escritura correspondiente del cambio de titularidad.

Este inmueble, con una superficie ligeramente superior a los 400 metros cuadrados, albergó desde hace décadas las instalaciones del Casino, un centro social de similares características y fines a los de otros muchos municipios y donde también se celebraban las verbenas los días de fiesta, pero en la primavera del año 1992 se cerraron sus puertas debido a su mal estado de conservación y desde entonces se encuentra totalmente abandonado. La condición de que el edificio pasase a titularidad municipal era indispensable para que el ayuntamiento pueda recibir subvenciones de instituciones públicas que ayuden en el importante coste de la obra prevista.

Según indica el alcalde, Miguel Jaime Angós, "uno de los objetivos de la actual corporación era conseguir la titularidad de este inmueble, ya que se ha perdido mucho tiempo en los últimos años con discusiones sobre los derechos de su propiedad, porque el pueblo necesita unas infraestructuras como las que nos comprometimos a construir en un emplazamiento que es ideal, en pleno centro del casco urbano".