Tras la adecuación de los exteriores de la iglesia Nuestra Señora de los Ángeles de Cosuenda, recientemente han dado comienzo los trabajos correspondientes a la limpieza superficial de los diez retablos que el templo tiene en su interior.

Esta actuación, que supone una inversión de 22.256 euros, obedece a la aprobación por parte del pleno de la Diputación de Zaragoza del Plan Bienal de Restauración de Bienes Muebles Históricos Artísticos en municipios de la provincia para el año 2005, por el que el Ayuntamiento de Cosuenda recibirá una subvención de 13.353 euros. Esta cantidad unida a las aportaciones del ayuntamiento y la diócesis de Zaragoza, que ascienden a 4.451 euros, permitirán financiar la inversión.

Los trabajos consisten en ejecutar un proceso de conservación preventiva evitando que continúe su deterioro, para ello se pondrá especial atención en la eliminación de la suciedad y polvo graso que se ha ido acumulando a lo largo de los años. Al mismo tiempo se fijarán todos los levantamientos de policromía y capa metálica (capa de dorado), además también serán tratadas las molduras de los retablos, uniendo aquellas que así lo requieran. Gracias a estos trabajos y a los ya ejecutados en cubiertas y fachadas, la iglesia parroquial de Cosuenda va recobrando poco a poco todo su esplendor para orgullo de todos los cosuendinos.