El pasado 26 de septiembre el pabellón de Alfamén acogió un acto muy especial, un singular concierto ofrecido por niños africanos que durante hora y media interpretaron diferentes temas acompañados de variados ritmos musicales. Este grupo de niños pertenecen a la organización Watoto, que acoge a niños del continente africano que se puedan encontrar en difíciles y desfavorecidas circunstancias familiares y les ayuda en su educación y manutención.