Sin duda, San Blas es uno de los Santos que goza de mayor popularidad en el calendario cristiano. En la Comarca Campo de Cariñena esta festividad se celebra en mayor o menor medida, pero no pasa desapercibida para nadie.

En Villanueva se celebra más especialmente al ser patrón de la localidad, pero en otras localidades como Paniza o Cariñena también se celebra con diversas actividades y tradiciones muy arraigadas en cada localidad, misas, bendición de diversos alimentos, chocolatadas, hogueras, etc-

Pero ¿quién fue San Blas?, ¿por qué se le relaciona con las enfermedades de la garganta?. San Blas era oriundo de Sebaste, en Armenia, y su vida transcurrió durante la segunda mitad del siglo III. Hombre con amplios conocimientos sobre la medicina, trató sobre todo males relacionados con la garganta. Según la tradición, Blas de Sebaste era conocido por su don de curación milagrosa, que aplicaba tanto a personas como a animales. Este sería el origen de la costumbre de bendecir las gargantas el día de su fiesta, el 3 de febrero.

El gran espíritu de fervor y de caridad le impulsaba a ayudar a cambiar de vida a quienes vivían inmersos en el pecado. Todo esto sirvió para que la Providencia suscitase la aclamación del pueblo cristiano como Obispo. El nuevo Prelado, al oír las atrocidades de Diocleciano en la persecución a los cristianos, oró y confortó a muchos, refugiándose en las montañas, hasta que fue descubierto. Las autoridades decretaron la muerte del Obispo armenio y al hacerle pasar por muchos suplicios cruentos antes de matarle, algunas mujeres recogen piadosamente restos de la sangre que ha derramado, motivo por el que fueron detenidas y decapitadas junto con Blas en el año 316.