El territorio de la la Ruta del Vino Campo de Cariñena - La Ruta del Vino de las Piedras ha sido escenario este mes de septiembre de dos acontecimientos en los que la historia y la filatelia han sido protagonistas.

Jornada Especial del Curso Extraordinario de Verano de la UZ. |

El sábado 18 de septiembre se celebró en Cariñena la Jornada Especial del Curso Extraordinario de Verano de la Universidad de Zaragoza: Sancho Ramírez, El Fundador de Jaca.

Esta iniciativa es fruto de la colaboración con la Ruta del Vino Campo de Cariñena - La Ruta del Vino de las Piedras con la intención de aunar cultura y vino.

El día comenzó en el Cine Olimpia con la apertura de la jornada a las 11.15 horas por parte del alcalde de la ciudad, Sergio Ortiz, y el director del curso, Domingo Buesa, catedrático y presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Luis.

A continuación, Carmen Abad, doctora en Historia del Arte y profesora de la Universidad de Zaragoza impartió la ponencia: El vino en los monasterios altomedievales. Reglas monásticas, monjes investigadores, prohibiciones y problemas producidos por su abuso.

La jornada continuó con la degustación de vinos y productos habituales en su comida, en los monasterios altomedievales. El maestro panadero Luis Ángel López, de Almonacid de la Sierra, fue el encargado de elaborar los productos de la degustación y de la presentación de los mismos y terminó el día con una visita guiada al Museo del Vino de la DOP Cariñena.

EXPOSICIÓN EN EL MUSEO DEL VINO

También ese día, en este caso en el Museo del Vino de la DO Campo de Cariñena, se procedió a la inauguración de la Exposición Filatélica de la Comunidad Aragonesa, organizada por la Asociación Filatélica Zaragozana con el apoyo de la Federación Aragonesa de Asociaciones Filatélicas y con el patrocinio de Correos y la colaboración de la Ruta del Vino, el Ayuntamiento de Cariñena y de la Denominación de Origen Protegida Cariñena.

Este certamen que se celebra cada dos años en una localidad aragonesa, supone también el regreso a una cierta normalidad en las exposiciones filatélicas en Aragón, puesto que la pandemia borró toda actividad filatélica presencial durante 18 meses.