La consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento del Gobierno de Aragón, Maru Díaz, visitó Cariñena el 21 de abril. Fue recibida por la corporación municipal en la casa consistorial, donde mantuvo una reunión con los portavoces de los diferentes grupos políticos, tras firmar en el libro de honor y hacérsele entrega de una botella de vino Joaquín Carbonell y un ejemplar del libro En Cariñena Valientes.

Luego la comitiva se trasladó al polígono La Veguilla, área empresarial que cuenta con banda ancha de última generación desde hace unas semanas gracias al plan de polígonos industriales puesto en marcha por la DGA, y que ha llevado la fibra a otros 28 recintos del medio rural aragonés, entre ellos el de la Chimenea, también en Cariñena.

Allí, la consejera visitó la empresa Fuencampo S. XXI, productora y comercializadora de cebolla dulce y una de las medianas empresas españolas que más está creciendo en España. Con una media de 155 trabajadores, exporta a países de la Unión Europea y contribuye, como exponente del potente sector agroalimentario aragonés, a la generación de empleo y riqueza en el medio rural y a la lucha contra la despoblación.

Tal y como destacó la consejera, es una de las cerca de 500 empresas que han podido conectarse a la fibra FTTH en el medio rural gracias al despliegue autonómico, que se está ultimando en otros 8 polígonos, y al que se sumarán en breve otras 62 áreas más de las tres provincias, gracias a un segundo plan que se financiará con 4,9 millones procedentes de fondos europeos.

Díaz también avanzó que, gracias a la colaboración institucional con el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, a lo largo de este año se iniciará la renovación de la infraestructura de comunicación en el tercer polígono industrial de Cariñena, el de Entreviñas.

EN LOS CENTROS EDUCATIVOS

Junto a los proyectos en polígonos, la responsable autonómica destacó la importancia de asegurar una buena conexión en otros centros de interés del territorio, como los educativos. En este sentido, acaba de ampliarse la banda ancha en el colegio y el instituto de la Cariñena, y está previsto hacerlo también en el Centro de Educación de Adultos, gracias a una nueva inversión de 4,2 millones que permitirá dotar de una conexión de altas prestaciones a un centenar de equipamientos educativos y otros edificios de servicio público en las tres provincias.

La consejera reivindicó, además, la iniciativa pública para desplegar fibra y 4G en pueblos y zonas que no resultan atractivas para las operadoras «como un derecho y no un objeto de mercado». Según indicó, las distintas actuaciones del Gobierno autonómico han llevado la banda ancha fija o en movilidad a 345 núcleos ( unos 127.000 vecinos) y se está ultimando en otra decena de localidades, con unos 6.000 beneficiarios más.

Estas inversiones se complementan con los planes estatales de despliegue. En el caso de Cariñena, Díaz aseguró que el centro urbano dispone ya de un 99,27% de cobertura a 100 megas y ha anunciado que el nuevo plan único del Ministerio completará el despliegue en las 400 unidades inmobiliarias de las afueras que faltaban.

«Cariñena es ejemplo del compromiso y el esfuerzo del Gobierno de Aragón por garantizar una buena conectividad en nuestro medio rural», aseguró la consejera, quien insistió en que internet supone una «oportunidad de futuro y desarrollo para el territorio. Es un derecho, un servicio básico, que hemos de garantizar a toda nuestra ciudadanía, resida donde resida, y a nuestro tejido empresarial, que genera riqueza y asienta población», concluyó.

Por su parte, el alcalde de la localidad, Sergio Ortiz, agradeció a la consejera la visita al municipio y comentó que «creemos que se están dando los pasos adecuados para garantizar que Cariñena tenga en el corto plazo garantizado el acceso a una conexión de calidad tanto en su casco urbano como en los tres polígonos de la localidad. El objetivo es que en 2023 Cariñena esté conectada con fibra óptica, lo que es una muy buena noticia para la ciudadanía, para el territorio y para el tejido empresarial de la localidad».