Hace veinte años que arrancó la historia de Montecanal. Desde la primera de las casas que se construyó, hasta la actualidad, este entorno de la ciudad ha crecido en demografía y servicios, "aunque todavía queda mucho por hacer", responden unánimemente varios socios de la agrupación vecinal Los Sauces, justo delante del panel sobre este tema que forma parte de una exposición que se puede contemplar en la sala parroquial del barrio.

Dicha muestra resume los logros conseguidos por los habitantes de la zona desde que nació este barrio, hasta la actualidad. Entre ellos, destacan "la puesta en marcha del autobús que nos une con Zaragoza", comenta María Pilar Laguardia, una socia de la agrupación vecinal. Conseguirlo fue un hito, pero en estos momentos "seguimos luchando para mejorar la frecuencia y hacer el servicio más eficiente", apunta.

Otro de los aspectos que estos vecinos reivindican es la eliminación del ruido que generan los aviones que llegan o salen del aeropuerto de Zaragoza. "Nos dijeron que se ponían en marcha los aterrizajes verdes, pero nunca llegan", reconocen. "Cuando se empezó a gestar Montecanal, el consistorio otorgó licencias porque el ruido no superaba los decibelios permitidos, pero ahora el tráfico ha aumentado, a lo que se suma, que nadie controla a los aviones militares, por lo que la problemática, lejos de solucionarse, se ha incrementado", explica Rosa Burgos, secretaria de la asociación Los Sauces, además de presidenta de la asociación de afectados por el impacto del ruido aéreo.

Son estos algunos de los asuntos que preocupan a los vecinos de Montecanal, quienes recuerdan como cuando llegaron al barrio "no teníamos ni entidades financieras. Así, nos teníamos que conformar con un cajero prefabricado que había en la avenida de Constitución", explica José Ramón Ferrández. Tampoco había tiendas, ni supermercados. Así, se instaló provisionalmente un contenedor enfrente del actual Eroski "que era una especie de bazar que surtía al barrio", indica Luis Giménez. Ahora, aunque cuentan con estos servicios "seguimos reclamando algunos. Por ejemplo, una farmacia. La más cercana está en Valdespartera", indica Rosa Burgos, quien también señala que "faltan mantenimiento en algunas zonas". Así, apunta a los sistemas de riego de los árboles. "Arreglaron los alcorques, pero como no han arreglado el riego, las raíces de los plataneros rompen las aceras", señala.

MEMORIA HISTÓRICA

Todos estos recuerdos, junto a la historia de los colegios del barrio (CEIP Montecanal y La Salle Santo Ángel) o la residencia, se plasman en la muestra que ha elaborado la agrupación Los Sauces "contando con las aportaciones que nos han hecho muchos vecinos", explican. Aunque hay algunos paneles que han conseguido llenar con más facilidad, como es el caso de los que reflejan la vida social, las fiestas y la actividad que genera la parroquia, uno de los principales espacio dinamizadores de Montecanal.

La iglesia del barrio, dedicada a Santa María, se construyó hace veinte años, pero no fue hasta hace diez cuando se constituyó como parroquia propiamente dicha. Antes fue gobernada por una congregación, tras lo que estuvo cerrada al culto durante algo más de un año. Posteriormente se reabrió, hasta que el 13 de enero de 2003 fue convertida en parroquia en una emotiva ceremonia que orquestó Elías Yanes, quien fuera Obispo de Zaragoza por aquel entonces.

En esta cita, el templo de Montecanal "se llenó de gente. Ahora, también son muchos los que acuden al mismo, no solo a participar de los actos de fe, sino porque hacemos muchas actividades", explica uno de los tres párrocos del templo, Santiago Aparicio. Así, iglesia y casa parroquial sirven de punto de encuentro a diferentes formaciones. Por ejemplo, al grupo de teatro y a los alumnos de la escuela de jota Vientos de Aragón. Además, es enclave difusor de actividades solidarias, porque es el lugar en el que se realizan las extracciones de Donantes de Sangre, periódicamente, además de ser centro colaborador con la misión que Carmen Acín tiene en Mozambique. Además, el templo de Montecanal es el lugar de referencia de los vecinos de Rosales de Canal y del recién estrenado barrio de Arcosur, dado que en ambos no existen iglesia. Hasta hace un tiempo, también lo era de los de Valdespartera, quienes ya tienen su zona de culto.

Todas estas curiosidades que reflejan la vida del barrio son las que se recogen en la muestra, que es tan solo una de las propuestas que van a desarrollar dentro de este aniversario durante todo el 2013. Dicha exposición se podrá ver hasta el 9 de junio, en el siguiente horario: de martes a jueves de 18.00 a 20.00 horas, y los domingos, de 11.00 a 14.00 horas. Fuera de estas horas, "se puede ver, con cita previa", explica Mª José Ruesta, otra de las socias de la agrupación.