3--¿Cómo es la situación del comercio en la zona de Miguel Servet?

--Tenemos dos problemas principales. Estamos sufriendo la crisis pero también necesitamos más aparcamientos para que la gente pueda venir al barrio. Hay algunas calles colapsadas, no hay sitio para aparcar y muchos coches lo hacen en doble fila todos los días.

3--¿Han buscado alguna solución?

--Hay un estudio elaborado por Z+M, empresa que gestiona el aparcamiento regulado en Zaragoza, que recoge la instalación de 128 plazas en la calle Monasterio de Samos, 73 de zona azul y 55 de zona naranja. Hablamos con todos los grupos políticos y la asociación de vecinos. Todos están de acuerdo en que salga adelante, pero se está demorado mucho.

3--¿Por qué?

--Son más trabas políticas que reales. Parece ser que hay un grupo de izquierdas que no puede dar luz verde a una zona de aparcamiento siendo que lo reclama todo el mundo. Desde la Junta de Distrito nos prometieron un pleno de los comerciantes para finales de septiembre y todavía no hemos recibido ninguna noticia.

3--¿Requiere mucha inversión?

--El coste sería cero y el beneficio grandísimo. En un primer momento, analizamos la zona más problemática del barrio y vimos que era esta, una calle ancha y con dos carriles. Allí tenemos la MAZ, la Seguridad Social, la Agencia Tributaria, Mercadona..., por lo que el tránsito de coches es constante y siempre hay vehículos aparcados en doble fila. Esto genera muchos problemas al pasar y continuas pitadas y llamadas a la policía local desde primera hora de la mañana. La calle Monasterio de Samos tendría zona naranja, desde Miguel Servet a la calle Monasterio, y desde San Martín de Cillas a Privilegio de la Unión; y zona azul, desde Monasterio hasta San Martín de Cillas.

3--¿Qué consecuencias tiene la falta de aparcamientos para el comercio de esta zona de la ciudad?

--Hay pequeños comercios que trabajan sobre todo con la gente del barrio pero existen otros más grandes que no viven solo de los vecinos de San José. Algunos se han visto obligados a cerrar. Si no hay zonas de aparcamiento suficientes no hay movimiento de coches y, por tanto, no hay clientes. Los grandes comercios tienden a desaparecer, dejan locales vacíos y, al final, el movimiento se concentra en las grandes zonas comerciales. Hace cuatro años había 36 comercios asociados y ahora hay unos 20; el resto se dieron de baja porque cerraron. De los más de 400 comercios que hay en San José, la mitad están en nuestra zona.

3--¿Qué sector comercial abarcan?

--El triángulo que existe entre la calle Miguel Servet y las avenidas San José y Cesáreo Alierta. La parte central dispone de las viviendas más antiguas con locales que, en su mayoría, están cerrados y lucen carteles de "Se alquila" o "Se vende". Esta situación provoca que en vez de bloques de casas arreglados y vistosos haya nidos de suciedad y dejadez, con aceras y calles que se van degradando. Hoy en día el pequeño comercio debe enfrentarse a la crisis y a las campañas que fomentan que la gente acuda a las grandes zonas comerciales. Todos queremos tener debajo de casa una farmacia, un supermercado, un banco... que nos facilite la vida, pero para eso es necesario que los comerciantes tengan ingresos y no se vean obligados a dejar el barrio. No se apuesta por el pequeño comercio.

3--A raíz de la reordenación del tráfico en el barrio de San José, ¿con qué cambios no están de acuerdo?

--Cada vez que la asociación o los vecinos ven alguna deficiencia o necesidad se la trasladamos al ayuntamiento. Tras la reforma de Miguel Servet vemos que es necesaria una valla de protección como la que hay en la avenida San José para obligar a la gente que baja del autobús o sale del Hogar del Jubilado a cruzar la calle por el paso de cebra. Otro problema es la conexión con el barrio de Las Fuentes. Si bajamos con el coche por la avenida San José no podemos girar a la izquierda hacia la plaza Utrillas, teniendo que ir hasta el Palacio de Larrinaga. Y en sentido contrario, si venimos desde Las Fuentes a la avenida San José tampoco se puede girar.

3--¿Eso repercute en la zona comercial de Miguel Servet y adyacentes?

--Estamos sufriendo una clara división entre Las Fuentes y San José. La sensación es que la calle Miguel Servet parece un callejón entre dos grandes bloques y no la arteria principal que une dos barrios. Por ejemplo, la entrada para cualquier actividad que se celebra en el Matadero siempre es por la parte posterior y nunca por Miguel Servet.

3--¿Les han afectado los cambios introducidos en el autobús urbano?

--La línea del 38 que pasa por Miguel Servet no ha sufrido cambios. En cambio sí han afectado las modificaciones realizadas por los autobuses que transitan por la avenida San José y Cesáreo Alierta, y la gente se está quejando tanto de las frecuencias como de los trasbordos.

3--El Ayuntamiento de Zaragoza apuesta por la línea 2 del tranvía entre Delicias y San José. ¿Cómo ve la asociación de comerciantes las tres alternativas que existen para conectar Miguel Servet con el barrio?

--Desde la Junta Municipal nos han dicho que se va a apostar por la opción más beneficiosa para el barrio y que recoja mayor número de usuarios. La alternativa 1 (discurre íntegramente por Miguel Servet) resulta imposible ya que el tranvía no cabe por Miguel Servet si no se reducen las aceras, una medida que echaría abajo la reforma realizada hace cuatro años. La opción 3 (Miguel Servet-Canal Imperial-Torrero) llevaría reducir los tres carriles que hay en la avenida San José. Por lo tanto, vemos que la mejor opción sería la 2 (Miguel Servet-Príncipe Felipe) por Cesáreo Alierta, una avenida con seis carriles y que conectaría San José con la plaza Aragón.

3--¿Qué importancia tiene el comercio en el barrio de San José?

--Las Fuentes y San José han sido siempre dos barrios comerciales. Toda la vida hemos tenido una panadería, una carnicería, un supermercado... debajo de casa. También ha habido intentos de instalar negocios regentados por extranjeros y la gran mayoría no han funcionado porque los vecinos quieren vivir y necesitan comprar aquí. La gente se ha ido concienciando de que el dinero que deja en el barrio repercute positivamente en todos los que vivimos en San José.

3--¿Cómo nació la asociación?

--Se creó hace cuatro años. Los comerciantes nos reunimos para hablar de nuestros problemas y buscar soluciones y ver la forma de realizar publicidad conjunta. Entonces nos encontramos con que se iba a llevar a cabo una obra de gran calibre, como era la reforma de la calle Miguel Servet, y vimos que ni siquiera consultaban al sector comercial para conocer nuestra opinión y posibles modificaciones. El ayuntamiento se ahorraría muchas veces dinero si nos consultara y tomara en cuenta nuestras aportaciones.

3--¿Qué tipo de iniciativas o actividades realizan durante el año?

--Desde sorteos de viajes y cruceros hasta descuentos, pasacalles, actuaciones infantiles, regalos para los mayores... También adornamos los comercios de los asociados con abetos y luces durante las pasadas navidades. Estas iniciativas se llevan a cabo gracias a la cuota mensual de los socios y a ECOS, ya que ahora apenas nos llegan subvenciones del ayuntamiento y del Gobierno de Aragón. Así, están las actuaciones que podemos hacer nosotros y, por otro lado, las necesidades que remitimos al ayuntamiento para mejorar el barrio. No pedimos grandes inversiones sino actuaciones con un coste muy reducido.

3--¿Cómo ven el futuro?

--Con la esperanza de que la situación mejore. Lo único que pedimos al consistorio es que haga un mínimo esfuerzo y se preocupe más por esta zona comercial de la ciudad. A veces nos sentimos abandonados.