Un cartel potente, un lugar inimaginable y todas las ganas de l mundo. Así regresa Brizna, el Festival de las Artes de Ayerbe, en su segunda edición, con el claro objetivo de que su nombre resuene en todo el panorama nacional.

Ayerbe quiere que el primer fin de semana de agosto todos los amantes de la música, del arte y, en definitiva, toda la sociedad, dirijan su mirada al norte de Aragón. Una combinación de espectáculos en vivo, talleres junto al público, restauración y mucha creatividad para lograr un programa de primer nivel.

Algunos de los mejores grupos del indie nacional llegarán a la localidad oscense el próximo 5 de agosto. Delaporte y Pared con Pared abren un cartel que completarán los djs Alex Curreya y Brian de Calma. Por encima de todos ellos, la banda Carolina Durante, dispuesta a reventar el escenario con su mezcla de rock e indie. Una oportunidad perfecta para ver en vivo a una de las bandas nacionales con mejor directo, inmersos ahora en su gira Cuatro chavales.

Cambio de registro para la segunda jornada del festival. Las guitarras se quedan, pero con otro estilo. Ladilla Rusa pondrá sus sintetizadores a funcionar mientras que Fongo, en su versión renovada, pondrán el toque aragonés que nunca puede faltar en las citas de la comunidad autónoma. Luis Brea, Pau Roca y Jvx Dj formarán una terna final que capitaneará Alizz. El otrora productor musical de gigantes como C. Tangana debuta con su primera gira en solitario. Grandes colaboraciones y un ritmo muy marcado para uno de los patriarcas de la escena underground española.

Carolina Durante es uno de los grandes atractivos de Brizna y una de las bandas más escuchadas del indie nacional.

Y si Brizna va de volantazos en la programación, el domingo no iba a ser menos. Un gigante como Kiko Veneno es la cabeza que más resalta en un último día de ciclo para enmarcar: Técanela y Ricardo Lezón rematan el cartel. Para cerrar la noche y poner a bailar a todos los asistentes, Jvx Dj repite con una segunda sesión.

Además del gigantesco cartel que Brizna ofrece para todos los asistentes, la diversión en el Festival de las Artes de Ayerbe no se limita a la música sobre el escenario. El espectro de lo que se puede vivir durante esas tres jornadas en la localidad oscense roza lo inimaginable.

Junto a los dos escenarios en los que actuarán los artistas, el espacio Brizna ofrece un sinfín de actividades, que va desde la piscina hasta la feria de arte, donde se pueden conocer las obras de algunos artesanos.

El mencionado espacio Brizna también ofrece la posibilidad de que cada uno de los asistentes cree su propio merchandising, así como de que el público pueda participar en un mural participativo, la obra de arte representativa del ciclo cultural. Una experiencia que se redondea al más puro estilo feriante, con varias zonas de foodtrucks donde se podrá comprar comida; una zona chill junto a un dj para relajarse y un espacio de coches de choque.

Los abonos y entradas para el festival Brizna ya están disponibles a la venta. El abono para los tres días del festival tiene un precio de 55 euros, que sube hasta 61 euros si se quiere tener acceso a la piscina. El precio de las entradas de día es de 20 euros para cada jornada.

Además, desde la organización también han facilitado un servicio de autobús para que todo el público se pueda acercar hasta el recinto sin la necesidad de utilizar un vehículo particular. Los buses hasta Ayerbe saldrán desde tres localizaciones distintas: Zaragoza, Murillo de Gállego y Huesca.

El precio desde la capital aragonesa es de 13 euros, mientras que desde Murillo de Gállego son 4 euros y desde Huesca, 6 euros.